Core Seeds

6 errores habituales del fumador de marihuana.

Publicado el 21 de Octubre del 2019

0

¿Conoces 6 de los errores más comunes la fumar marihuana?

Algo si que está claro, fumar hierba es increíble! Puede ayudar a desestresarnos después del trabajo, poner de buen humor a cualquiera, ayuda a dormir y alivia el dolor, y además es muy placentero por diferentes motivos. Por otra parte, disponer de marihuana de calidad a veces no es sencillo ni económico.  Aunque para fumar hierba no es necesario ser un superdotado es fácil cometer errores, aunque sean errores leves, son errores que se pueden corregir para mejorar la experiencia de consumo.

Lo primero que es necesario tener claro es que cada variedad de marihuana produce un efecto distinto a cada persona. Si conocemos cómo nos afecta la marihuana, podemos idear el efecto en consecuencia.

Además existen otras variables que también entran en juego y que podemos considerar a la hora de fumar marihuana, ya se sea un fumador de marihuana principiante o un consumidor habitual con experiencia. Aquí tenemos seis de los errores más habituales de un fumador de marihuana.

banner big thai

Utilizar encendedor inapropiado


Muchos de los consumidores de cannabis lo hacen fumando la marihuana, La gran mayoría utilizan encendedores normales, de gas butano, pero inhalar gas butano en los pulmones mientras se enciende la hierba no es que sea algo que podamos llamar saludable. Tampoco podemos pensar que las cerillas son una elección mejor, porque inhalar azufre quemado tampoco es que sea bueno para la salud. Lo más adecuado sería es un buen mechero, de confianza.

Es posible reducir la exposición al butano y a otros productos químicos con un mechero de plasma. Un mechero de plasma no utiliza líquido para encender y no necesita recargas, algo que lo hace menos perjudicial además de más económico. Otra buena elección para encender la marihuana sin gas ni químicos es utilizar mechas de cáñamo orgánicas. La mecha de cáñamo se quema lentamente y a baja temperatura, algo que ayuda a maximizar el sabor del cannabis.


No hacer distinción entre índica y sativa.


Hay consumidores de marihuana novatos que piensan que toda la hierba es lo mismo y que “pega igual” pero esto es totalmente falso. Hay dos tipos principales de marihuana claramente diferenciados, índica y sativa, con efectos muy diferentes , a grandes rasgos las índicas son más utilizadas para relajarse y descanso y las sativas más activas y energéticas. Por ello, las índica pueden ser más adecuadas para los fumadores novatos, ya que es con menos tendencia a inducir paranoia o ansiedad.

Pero la gran mayoría de variedades de marihuana no son índica o sativa puras, son híbridos. Los híbridos se crean buscando lo mejor de los dos mundos, una combinación de ambos efectos. Por lo que es muy complicado conocer Tienes que saber que es muy difícil saber cómo te afecta una variedad en concreto hasta que no la probamos.

También hay que tener en cuenta que además de las diferencias en las variedades, a las personas también puede afectarnos de diferente forma una misma variedad. La misma clase de marihuana puede afectar demasiado a una persona mientras que a otra apenas le afecta. El cuerpo y el nivel de tolerancia es diferente en cada persona. La única forma de saber si una variedad es adecuada para ti es probándola.


Inhalar profundo y aguantar el humo

 
Todo fumador de marihuana a odido alguna vez que hay que dar caladas muy profundas y aguantar el humo en los pulmones lo que se pueda para conseguir más efecto. Esto es una leyenda hurbana falsa. Varias investigaciones demuestran que casi todo el THC se absorbe en pocos milisegundos después de inhalar. Dicho de otra forma, dar caladas profundas y aguantar el humo no servirá de nada. Además, inhalar profundamente hasta que nos falte el aliento no es nada saludable.

De igual forma, si las caladas son poco profundas y muy pequeñas, está claro que no colocarán, y además estaremos malgastando la apreciada marihuana.  Dar caladas medianas y exhalar el humo rápidamente es la mejor opción. Esto asegura el efecto de manera más agradable y a la vez no perjudica más de la cuenta.

No preservar la marihuana adecuadamente


Siempre interesa conservar el cannabis adecuadamente hierba correctamente para mantener y potenciar sus cualidades más apreciadas, su sabor y sus efectos. Si no se conserva bien, puede secarse demasiado y perder potencia y sabor con el paso del tiempo, también puede desmenuzarse e incluso le puede salir moho. Botes de vidrio con tapa hermética son muy buena opción para almacenar la hierba, pero también hay formas incluso mejores de conservarla manteniendo al máximo su calidad.

A un nivel profesional, la industria cannábica suele almacenar la marihuana en atmósferas de nitrógeno o dióxido de carbono, que impiden la propagación de cualquier hongo que pueda haber en la materia vegetal de los cogollos. A nivel de usuario no disponemos de tantos medios, sin embargo, podremos mantener los hongos a raya con un recipiente hermético y un control de la humedad relativa, que debería rondar el 55-66 %. Este rango de humedad inhibe el crecimiento de moho, garantizando el buen estado del cogollo y su resina.

Boca seca y labios agrietados


Cualquier que fume marihuana sabe que sentir sequedad de boca es algo poco agradable. Afortunadamente, puedes hacer algo al respecto. Es recomendable beber mucha agua antes, durante y después de fumar. Si acudimos a un lugar donde vamos a fumar, como un festival o un concierto, es recomendable tener siempre a mano una botella de agua para poder estar bien hidratado en todo momento.

La sequedad de boca es una cosa, pero...y los labios agrietados, y terriblemente secos e irritados, también es muy desagradable. La solución a este problema es sencilla: ¡échate un poco de protector labial cuando lo necesites y despídete de los labios agrietados cuando fumes hierba!

No tener un buen grinder


Todo apasionado de la marihuana debería tener un buen grinder. Un grinder decente puede marcar la diferencia para que el molido de cogollos tenga la consistencia adecuada y así poder hacer porros perfectos, que se consuman de manera uniforme. Los mejores grinders también vienen con un tamiz para separar el kief, y así poder recoger y disfrutar de las partes más potentes de la hierba.

Si fumas mucho, un buen grinder siempre es una buena inversión.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia. Si sigues navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies.

Aceptar