Core Seeds

Cultivos asociados. Ventajas y beneficios.

Publicado el 23 de Abril del 2021

0

Cultivos asociados. Ventajas y beneficios. Descúbrelo en Coreseeds.

 

Siempre buscamos formas de maximizar la cosecha y la salud de nuestras plantas de marihuana. Una manera sencilla y económica para conseguir esto es a través de una práctica llamada “asociación de cultivos”. Es una técnica que se utiliza sobre todo en jardines de exterior, pero también es válida para cultivos de interior.

Con el aumento del uso de fertilizantes y pesticidas sintéticos, la asociación de cultivos se empieza a usar en los cultivos convencionales. La necesidad de cultivos ecológicos de todo tipo es fundamental y la marihuana no es ninguna excepción.

¿Qué es la asociación de cultivos?


La asociación de cultivos es una antigua técnica que funciona para todo tipo de agricultura y jardinería que consiste en cultivar especies de plantas beneficiosas entre nuestras plantas de marihuana, o cerca de ellas. Estas especies ofrecen varias ventajas para nuestro cultivo.

La idea es que las plantas se desarrollan mejor en un ecosistema sano, que esté creado por una diversidad biológica. ¿Por qué? Algunos de los cultivos que plantes cerca de tu marihuana pueden protegerla. También pueden ayudar a mejorar la estructura del suelo y las raíces, o incluso atraer insectos beneficiosos y actuar como repelente de plagas.


Ventajas de los cultivos asociados

Con la asociación de cultivos podemos conseguir un jardín en una red viva y compleja, que se sostiene y se beneficia a sí misma.

Los cultivos asociados son una buena manera de evitar el uso de nutrientes artificiales para conseguir cultivar jardines 100% naturales y sostenibles. Además, es una forma de aportar nutrientes al suelo y nutrir a todas las plantas; también sirve para proteger la integridad del suelo. Los cultivos asociados ofrecen una protección natural frente a las plagas, por medio de factores repelentes naturales contenidos en las plantas asociadas al cultivo de cannabis.

 La asociación de cultivos es ideal para obtener un ecosistema saludable.

Plantas para garantizar un suelo saludable.

Un suelo sano es la base de la salud de las plantas de cannabis y estas plantas ayudan a conseguirlo.

Trébol blanco y rojo

El trébol blanco o el rojo (Trifolium) son cultivos asociados estupendos para mejorar la calidad del suelo. El trébol actúa como un mantillo vivo, ofreciendo un efecto “alfombra” en los espacios abiertos entre las plantas que ayuda a mejorar la penetración del agua en el suelo.

También sus raíces que ayudan a fijar el nitrógeno atmosférico. Cuando la planta empieza a decaer, este nitrógeno se libera al suelo. Las plantas de cannabis siempre tienen hambre de nitrógeno. Se trata del mejor fertilizante y más ecológico del planeta. De hecho, plantar tréboles puede reducir substancialmente la necesidad de usar fertilizantes químicos.

Borraja

La borraja es excelente no solo por su capacidad para liberar una gran cantidad de vitaminas y nutrientes en el suelo, sino porque, incluso al morirse, es una excelente fuente de fertilizantes. Cuando se composta, la borraja provoca una liberación lenta de potasio y calcio.

Cerastium

El cerastium es, básicamente, mantillo vivo. Esta planta crea un dosel sobre el suelo que aumenta la penetración y retención de agua, manteniendo el suelo húmedo. Por su alto nivel de nutrientes, el cerastium también es una gran fuente de material de compost.

Plantas defensoras de tu marihuana

tambíen están las plantas defensoras, que alejan a las plagas gracias a su olor, sabor u otras defensas naturales.

Eneldo
Las plantas como el eneldo son grandes defensoras. No solo repelen plagas como el pulgón, la oruga de la col, chinches y algunos ácaros, sino que actúan como “planta cebo” de otros insectos destructivos, alejándolos de tu preciada marihuana.

Cilantro
El cilantro es otro componente importante de tu arsenal ecológico. Es una hierba aromática muy popular en las cocinas de todo el mundo. La planta en sí puede alejar a muchas plagas. Además, se puede elaborar un té con sus semillas molidas, que se puede pulverizar sobre otras plantas como un pesticida natural. Más aún, atrae a algunos insectos beneficiosos, como taquínidos, sírfidos y avispas, que actuarán como una línea de defensa para otras plagas que se quieran alejar.

Menta
La menta es otra planta muy aromática que hace maravillas como planta defensora. Primero ayuda a enmascarar el olor del cannabis, para aquellos que busquen plantaciones discretas. También ayuda a repeler a ratones, hormigas, pulgas, pulgones y algunos pequeños escarabajos (alticinos).

Caléndulas
Si buscas un cultivo asociado, que además sea bonito y colorido, las caléndulas son la solución. No solo aportan un toque de color naranja a tu jardín, sino que también actúan como repelente de algunos invasores, como ciertos escarabajos, saltahojas (cicadélicos), o nematodos. Las caléndulas también refuerzan la salud de las plantas a su alrededor. Las propias raíces producen un fuerte insecticida natural, que puede persistir durante años.

Milenrama
No todas son repelentes, también están las que ayudan atrayendo a insectos berneficiosos. La milenrama es una planta interesante para este propósito. Es una buena planta para los márgenes. Al plantarla cerca de tu cannabis, favorecerá la producción de aceites esenciales. También atrae a insectos beneficiosos, como las mariquitas, sírfidos o algunas avispas, que son beneficiosos porque devoran plagas de pulgón entre otras.

Plantas para la discreción y el camuflaje

Cuando se cultiva cannabis, es importante mantener la discreción, especialmente si es al aire libre. Las siguientes plantas te pueden ayudar a mantener a tus plantas escondidas.

Lavanda

Gracias a su fuerte y distintivo olor, tus plantas de cannabis pasarán desapercibidas al lado de la lavanda. La lavanda también alejará los ojos de los transeúntes de tu cannabis.

Girasoles

como si ya no fueran lo suficientemente útiles, los girasoles son excelentes para camuflar al cannabis. Además, son tan altos y brillantes que aseguran una buena cobertura para el cultivo de cannabis.

Bambú

el bambú también es una excelente opción para ocultar las plantas. El bambú crece alto y grueso, y es un excelente escondite para la marihuana cuando se planta en el lugar adecuado.

Bálsamo de limón

el bálsamo de limón es una excelente compañera para la marihuana, gracias a su olor brillante. El bálsamo de limón puede infundir a las plantas circundantes con su aroma cítrico distintivo, ayudando a camuflar aún más al olor del cannabis.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia. Si sigues navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies.

Aceptar