Core Seeds

Cannabigerol, ¿que es el CBG?

Publicado el 14 de Diciembre del 2020

0

Cannabigerol, ¿Qué es y para que sirve el CBG? Descúbrelo en Coreseeds.

El cannabis está subiendo su grado de aceptación en diferentes partes del mundo, después de un largo periodo de criminalización, prohibición y persecución. Y gracias a esta aceptación muchos investigadores ven con buenos ojos la exploración de la planta del cannabis para aumentar y mejorar el conocimiento sobre los elementos que contiene. Un cannabinoide novedoso, conocido como cannabigerol (CBG), es un buen ejemplo de un gran potencial todavía por explorar.
En la actualidad, cannabinoides como el CBD han adquirido un gran número de seguidiores por ser una herramienta de ayuda muy versátil para las personas, se ha hecho con una fiel base de seguidores. Pero muchos de estos fans no conocen que hay otro cannabinoide igual de merecedor de atención. Y no estamos referiendonos al famoso THC. En la marihuana se concentran más de 100 cannabinoides. Hoy vamos a centrarnos en uno de ellos, el CBG.


CBG - el manantial de CANNABINOIDES


En la planta del cannabis se concentran muchos cannabinoides, y Aunque el CBG es considerado un cannabinoide de menor importancia, en realidad juega un papel fundamental en la planta del cannabis. El CBG se encuentra en la marihuana en forma ácida, CBGA, y es el precursor de las tres familias principales de cannabinoides, Cuando el CBGA se sintetiza por medio de una de cuatro enzimas deshidrogenasas distintas durante el crecimiento de la planta, se transforma en el ácido tetrahidrocannabinólico (THCA), el ácido cannabidiólico (CBDA) y el ácido cannabicroménico (CBCA) y cannabigerol (CBG). Estos, a su vez, se convierten en CBD, THC, CBC y CBG (que no cambia) respectivamente, después del proceso de la descarboxilación, término significa simplemente que se calientan.


CANNABIGEROL (CBG) ¿QUE ES?


El CBG es uno más de los abundantes canabinoides producidos por el cannabis y el cáñamo, y se deriva del CBGA. El CBGA es la versión ácida del CBG. Mientras la planta se desarrolla y crece, prácticamente todo el CBGA que se concentra en ella se transforma en THCA o CBDA. Y cuando llega la cosecha, el contenido de CBG es inferior al 1% en la mayoría de variedades. De igual manera que el THC y el CBD, el CBG produce variados beneficios sobre nuestro organismo, lo que lo convierte en una sustancia cada vez más atractiva. Dado que la investigación ha demostrado que el CBG ofrece importantes beneficios potenciales, se espera que la cría experimental en este campo aumente a gran velocidad y ya existen criadores que están trabajando para crear cepas ricas en CBG.

¿CÓMO ACTUA EL CBG?


Antes de hablar de los posibles beneficios del CBG, Primero vamos a ver cómo este tipo de cannabinoides afectan a nuestro organismo. Todos los cannabinoides son procesados por nuestro sistema endocannabinoide, y replican unos elementos que nosotros producimos de forma natural, los endocannabinoides. Sin embargo, cada cannabinoide se procesa de una forma distinta. Por ejemplo, el THC se une a los receptores CB1 que se encuentran en el cerebro. Y el CBG a los receptores CB2 del sistema digestivo, el tejido conectivo y el sistema nervioso. Esta diferencia se explica mejor a través de los efectos.

EFECTOS DEL CBG


Lo primero que hay que saber del CBG es que no es psicoactivo, consumirlo no coloca, y colocarse no es el único motivo por el que nos pueda beneficiar usar cannabinoides. De hecho, hay variadas dolencias que según la ciencia se podrían tratar o aliviar con cannabigerol.

DOLOR


Incluso con los escasos estudios que se han llevado a cabo, no hay duda de que el CBG está relacionado con el alivio del dolor. En 2010, un estudio de las membranas del cerebro en ratones comprobó que el cannabigerol actúa como un fuerte agonista de los receptores adrenérgicos alfa-2. Esto lo coloca en una clase de medicamentos conocidos, entre otras cosas, por manejar diversas formas de dolor. Una revisión científica de 2008 llegó a una conclusión muy parecida. Durante el estudio, se habló sobre una investigación de 1991 en la que los investigadores descubrieron que el CBG es un analgésico incluso más fuerte que el THC.

GLAUCOMA


La investigación sobre la posible influencia del CBG en la lucha contra el glaucoma, va incluso más allá. El departamento de oftalmología de la Universidad de Virginia Occidental investigó este tema en 1990, analizando tanto THC como CBG. El objetivo de este estudio era determinar si alguno de estos cannabinoides reducía la presión intraocular en gatos. Curiosamente, cuando se les administraron en las córneas por medio de unas mini bombas osmóticas, tanto el cannabigerol como su compañero psicoactivo disminuyeron la presión intraocular. El hecho de que el CBG lograse esto, según los investigadores, es una señal de que podría utilizarse para tratar el glaucoma.

INFLAMACIÓN INTESTINAL


La enfermedad intestinal inflamatoria afecta a millones de personas en todo el mundo, y siempre hacen falta tratamientos. En un esfuerzo para investigar cómo combate la inflamación el CBG, el departamento de farmacología de la Universidad de Nápoles realizó un estudio con ratones. Publicado en 2013, este estudio demostró que el CBG fue capaz de debilitar la colitis en murinos, además de "...reducir la producción de óxido nítrico en [sus] macrófagos". Tras reflexionar sobre estos hallazgos, los investigadores afirmaron que el CBG debería considerarse como tratamiento experimental para la enfermedad inflamatoria intestinal.

ENFERMEDADES NEURODEGENERATIVAS


Y por último, pero no menos importante, los científicos han descubierto un vínculo entre el CBG y el tratamiento de las enfermedades neurodegenerativas. Publicado en 2015 en la revista académica Neurotherapeutics, este estudio con ratones con enfermedad de Huntington comprobó que el cannabigerol protegía a los sujetos de varios síntomas graves de la enfermedad. Algo que se vio principalmente en cómo normalizaba la expresión de varios genes relacionados con el trastorno. También mejoró la expresión génica del factor de crecimiento insulínico, el factor neurotrófico derivado del cerebro, y el receptor gamma activado por los proliferadores peroxisomales. Esto ha abierto nuevas rutas de investigación, y el camino del CBG como tratamiento para la enfermedad de Huntington está más despejado.

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia. Si sigues navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies.

Aceptar