Core Seeds

Cocina terapéutica y saludable. Aceite de coco con CBD.

Publicado el 12 de Marzo del 2021

0

Cocina terapéutica y saludable. Receta de aceite de coco con CBD.

 
El aceite de coco es el aceite portador ideal para el cannabis, ya que su capacidad de absorción y retención de cannabinoides es superior incluso a la mantequilla o el aceite de oliva, retiene los cannabinoides y terpenos extraordinariamente bien. El aceite de coco rico en ácidos grasos también aporta muchos beneficios para la salud, dando un plus de bienestar. Además el aceite de coco es increíblemente versátil y funciona maravillosamente tanto en el cuidado de la piel como en los comestibles.

 
¿Que tiene de particular el aceite de coco?

Lo primero que es sólido a temperatura ambiente, lo que permite sustituir por la mantequilla o el aceite en cualquier receta.

Su sabor, agradable, discreto, neutro, que lo hace apto para usar tanto en recetas dulces como saladas.

Pero realmente, su gran ventaja para su elaboración con respecto a otras grasas como la mantequilla o el aceite es más rico en ácidos grasos saludables, que contiene más grasas, y por lo tanto, retiene muchos más cannabinoides, lo que se traduce en una concentración inigualable.

Y además es apto para veganos.

¿Que necesitamos para hacer el aceite de coco con cannabis?

Utensilios

  • Cazuela
  • colador
  • 2 tarros de cristal con tapa

ingredientes

  • 250g de aceite de coco
  • 10 g de cogollos

 
También podemos añadir una cucharada de lecitina a la mezcla para mejorar la absorción de los cannabinoides a través de la pared intestinal, y de esta forma aumentar aún más su potencia.

Dosisficación

Los comestibles con CBD son un buen método para consumir cannabis terapéutico, porque evitan las sustancias nocivas producidas por la combustión generada al fumar la hierba por ejemplo.
Para uso terapéutico se suelen utilizar variedades de marihuana con niveles más altos de CBD que de THC. Las variedades que nosotros denominamos marihuana light.

Si utilizamos una variedad con un 10% de CBD y un 5% de THC, como White Widow auto light deducimos que en un gramo de hierba (1000 mg) tenemos 100 mg de CBD y 50 de THC.

Con estos datos no nos será complicado saber que cantidad de cannabinoides concentramos en nuestros comestibles cannábicos, además, como el CBD no es psicoactivo y la concentración de THC es baja, apenas existe riesgo de tener una mala experiencia.


Para esta receta hemos utilizado 10g de cogollos de nuestra variedad White Widow auto light, que, como ya hemos dicho antes, concentra un 10% de CBD y 5% de THC. Nos da un total de 1000mg de CBD y 500mg de THC, y hemos utilizado 250g de aceite de coco, que hemos dividido en 50 porciones de 5g ( más o menos un cucharilla de café) con 20 mg de CBD y 10mg de THC cada porción. Una dosificación que nos permite dosificar fácilmente a todos, si queremos una dosis suave con una porción será suficiente y quien desee un efecto más intenso puede aumentar las porciones que se ingieren al gusto personal.

Como se hace el aceite de coco con cannabis

Esta receta de aceite de coco de cannabis consta de tres pasos:

  • Descarboxilación
  • Infusionado o extracción de cannabinoides
  • Filtrado

Descarboxilación

Es la palabra técnica para definir el proceso de usar calor para activar los cannabinoides. El cannabis fresco en realidad no contiene cannabinoides activos, tanto el THC como el CBD se encuentran en su estado ácido, THCA o CBDA, cannabinoides no psicoactivos, transformándose durante la descarboxilación en CBD o THC que en el caso del THC se convierte en el cannabinoide psicoactivo.

Resumiendo, la descarboxilación es una parte necesaria al elaborar comestibles cannábicos para activar los cannabinoides.

Infusionado de los cannabinoides en el aceite de coco

Para extraer todos los cannabinoides en nuestro aceite de coco vamos a utilizar el método del baño maría.

Colocamos el aceite de coco y el cannabis en un tarro de vidrio, el aceite de coco con un poco de calor pasa ha estar en estado líquido y el cannabis mejor si esta desmenuzado.

Llenamos una cazuela en la que entre el frasco con agua, colocando el tarro en el agua. Cocinamos a fuego lento durante 2 horas removiendo la mezcla regularmente para asegurarnos de extraer todos los cannabinoides en el aceite de coco.

Retiramos el tarro de la cazuela y dejamos enfriar hasta que se pueda manipular con seguridad.

Filtrado

Vierte tu mezcla de cannabis y aceite de coco a través del colador para separar la materia vegetal del aceite.

 
Ya tenemos nuestro aceite de coco con cannabis.

¿Como usar nuestro aceite de coco con CBD?


Una vez tengamos nuestro aceite de coco con CBD, es el momento de darle un buen uso. Pero...¿que podemos hacer con el?

Ingerir

No es necesario añadir nuestro aceite de coco con CBD a otra cosa, también puedes simplemente tomarlo con una cuchara. Mide una dosis y disfruta experimentando los efectos de tu infusión.


Cocinar y hornear

funciona maravillosamente en prácticamente todas las recetas para horno y cocina, tiene un sabor especialmente neutro que lo hace válido tanto para platos dulces como salados, por lo que es tan bueno para cocinar como para hornear. Desde bizcochos o cookies con chocolate, papas asadas, hasta salsas o aliños para ensaladas. Solo con sustituir la mantequilla o el aceite de la mayoría de recetas por el nuestro, así de sencillo, así que encuentra una que te guste y haz algo increíble.

Café y té.

Cuando se mezcla con líquidos calientes, el aceite de coco crea un sabor y una textura cremosos, dándole una calidad similar a la del café con leche. Ya sea añadirlo al té o al café, es una sabrosa forma de administrarnos cannabinoides .

En cápsulas.

Podemos usar nuestro aceite como un suplemento, introduciendo el aceite de coco con CBD en cápsulas puede ser muy útil y cómodo para obtener nuestra dosis diaria.

Tratar la piel

Podemos mezclar el aceite de coco con CBD con cera de abejas y crear un ungüento para el dolor. Obtendremos un bálsamo que es perfecto para frotar sobre las articulaciones rígidas y los músculos doloridos. También podemos añadir aloe vera a la mezcla del aceite y la cera de abeja y conseguir una crema hidratante y una forma de calmar la piel irritada o quemada por el sol.

Conclusión

Utiliza esta receta de aceite de coco con CBD para sustituir la mantequilla cannábica por un ingrediente mucho más sano, posiblemente más potente, e igual de delicioso. Además como el CBD no es psicoactivo y la concentración de THC es baja, apenas existe riesgo de tener una mala experiencia. y si lo que queremos es una esperiencia más alegre no tenemos más que sustituir el cannabis rico en CBD de esta receta por marihuana rica en THC.

Es obligatorio recordar que la marihuana ingerida tarda más tiempo en hacer efecto que la marihuana fumada o vaporizada, puede tardar entre 45 y 60 minutos, por lo que deberemos tener paciencia y ser prudentes a la hora de consumirlas.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia. Si sigues navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies.

Aceptar