Core Seeds

Como cultivar marihuana en casa.

Publicado el 18 de Enero del 2019

0

¿Quieres saber como cultivar marihuana en casa? Aquí lo explicamos.

El cultivo de marihuana casero no es una tarea complicada, pero si se sabe desde el principio que necesitan las plantas para estar sanas y que produzcan grandes cogollos llenos de aromas y sabores se obtendrán los mejores resultados desde el principio. Así que lo mas recomendable es informarse primero de las necesidades del cannabis para poder ofrecer a las plantas todo lo necesario para un correcto cultivo y un óptimo resultado.

Todas las plantas, sin excepción de la marihuana, son necesarios cuatro elemento básicos para salir a delante, luz, agua, aire y nutrientes. Si se les facilita estos elementos las posibilidades de que obtener plantas sanas fuertes y productivas son muy elevadas, no será complicado saber como cultivar marihuana en casa.

Veamos cada uno de estos elementos:

Luz.

Ya sea solar o artificial la luz es totalmente necesaria para que una planta pueda hacer la fotosíntesis, el cometido principal de las plantas, es totalmente necesaria la luz, les facilita la energía necesaria para asimilar nutrientes, desarrollarse, florecer, y el espectro, las horas de las que dispone de luz, la intensidad de esta, son factores que hay que conocer para poder adecuarlos a las necesidades de las plantas de marihuana. 

Las necesidades de luz en las diferentes etapas del ciclo de las plantas son diferentes y poder regularlas a las necesidades concretas de cada ciclo nos dará una gran ventaja. Proporcionarle a las plantas una gran cantidad de luz y las horas necesarias se traducirá en más cogollos, más grandes y pesados.

Agua.

El agua es tan esencial para las plantas como para cualquiera de nosotros. Si se sabe como y cuando proporcionársela las plantas disfrutarán de buena salud. Cuanta cantidad y con que regularidad proporcionársela variará según el método de cultivo utilizado, el clima del cultivo y también el tamaño. Una planta pequeña no demanda tanta agua como una grande.

El Ph del agua es un factor de mucha importancia en el cultivo de cannabis, y poder ajustarlo a sus valores adecuados aumentará la capacidad de las plantas a absorver todos los nutrientes.

Aire.

En el cultivo exterior el aire no será un problema, la naturaleza proveerá. Pero en el cultivo interior si que será necesario un suministro regular de aire fresco.

Los vegetales consumen el CO2 del aire para poder producir azúcares y asimilar nutrientes, además del oxígeno para su respiración, por lo que una renovación de aire adecuada al cultivo se convierte en algo indispensable para el correcto desarrollo de las plantas.

Nutrición.

Los tres elementos básicos en la nutrición de nuestras plantas son el nitrógeno (N), fósforo (P) y potasio (K), lo que se conoce como N-P-K. Estos tres elementos los consumen las plantas en grandes cantidades.

Es algo que viene especificado en los botes de abonos comerciales para plantas, y que según el ciclo en el que se encuentre la planta, variará las necesidades de cada uno de ellos, básicamente más nitrógeno en el crecimiento y más fósforo en la floración, este es el motivo por el que en los abonos comerciales para marihuana se diferencien entre crecimiento y floración, conteniendo más concentración del elemento más demandado por la planta en cada ciclo de su vida.

 La importancia de escoger una buena genética.

Estos son las cuatro cosas básicas para el correcto desarrollo de las plantas, pero un factor muy importante para conseguir una marihuana de alta calidad y cantidad está en la elección de la semilla que plantemos. Si tenemos todos los factores antes comentados controlados pero no disponemos de una buena genética el resultado no será satisfactorio en cuanto a la calidad del producto final que obtengamos. Elegir unas semillas de calidad nos asegurará una cosecha de alta calidad.

Donde plantar, exterior o interior.

Lo primero es decidir donde cultivar, si disponemos de un huerto o un cultivo de guerrilla, terraza, balcón, o preferimos la discreción de un cultivo en interior.

Quien tiene la posibilidad de cultivar en exterior en un sitio apropiado no le será necesario mucho despliegue en material, se puede plantar en suelo directamente o en maceta, a mayor tamaño de la maceta mayor sistema radicular, mayor tamaño de la planta y mayor producción de cogollos.

Si se le proporciona agua y nutrientes la madre naturaleza hará en resto.

Por desgracia no todo el mundo puede cultivar su marihuana en un jardín o en una terraza. Por que no se dispone del espacio adecuado, por orientación de la luz solar o incluso por legalidad, entonces el cultivo interior es una forma discreta y práctica de conseguir el fruto deseado, la marihuana se adapta muy bien a este tipo de cultivo ofreciendo muy buenos resultados unidos a cosechas rápidas y poder hacer varias en un mismo año. Es más laborioso e instalar un sistema adecuado que controle los factores básicos de su cultivo como temperatura, humedad, renovación de aire e iluminación.

 

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia. Si sigues navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies.

Aceptar