Core Seeds

Como hacer chocolate de marihuana.

Publicado el 25 de Enero del 2019

0

Integrar el cannabis al chocolate es algo sencillo que podemos elaborar nosotros mismos. Somos muchos a los que nos apasiona tanto el chocolate como la marihuana.

Es bien conocido los efectos lúdicos de le cannabis, pero el chocolate también tiene un efecto estimulante ya que tiene teobromina, sustancia que produce en nuestro organismo una mayor cantidad de dopamina y serotonina, que producen sensación de placer, además también contiene anandamina, igualmente que el cannabis, que es considerada la molécula de la felicidad.

La anadamina y la teobromina son dos neurotransmisores que replican los cannabinoides contenidos en la marihuana produciendo sensación de placer. Uniendo el chocolate con el cannabis la sensación de placer y bienestar aumentan considerablemente.

Vamos a elaborar nuestro chocolate con marihuana y para ello necesitamos lo siguiente:

Ingredientes:

  •  75 gramos de mantequilla cannábica.
  • 30 gramos de semillas de cáñamo. 
  • 30 gramos de semillas de sésamo.
  •  150 gramos de chocolate negro 70% de cacao.
  •  50 gramos de nata.
  •  50 gramos de azúcar (opcional).
  • 2 pedazos de piel de naranja.

Otros útiles que necesitaremos son:

  • Un cazo o cazuela para calentar los ingredientes.
  • Una espátula de silicona o similar para mezclar bien los ingredientes.
  • Un molde de silicona o similar para solidificar la mezcla.
  • Papel film.

Elaboración.

 Lo primero que hay que hacer es descarboxilar la marihuana, para ello ponemos la marihuana en un horno a 110º durante una hora más o menos, así activamos el THC para que sea psicoactivo, y despues elaborar la mantequilla cannábica. Si no sabes como hacer la mantequilla con marihuana o que cantidad de cannabis utilizar consultalo aquí

Las semillas de cáñamo y de sésamo se pueden adquirir ya tostadas, pero si no las podemos tostar de forma sencilla, poniéndolas en una sartén a fuego medio, tostarlas hasta que queden crujientes y las reservamos.

Picamos finamente la piel de naranja y la ponemos a calentar junto con la nata en una cazo o cazuela. Dejamos infusionar y cuando llegue a el punto de ebullición añadimos el chocolate previamente troceado hasta que se derrita por completo. Le añadimos la mantequilla cannábica y el azúcar (opcional) mezclando todo perfectamente hasta que quede bien todo bien integrado.

Seguidamente añadimos las semillas de cáñamo y sésamo antes de que empiece a solidificarse la mezcla hasta que este bien mezclado con las semillas.

Una vez nos quede bien homogénea la mezcla la dejamos templar un poco y la vertemos en el molde escogido, lo cubrimos con papel film, seguidamente lo introducimos en el frigorífico hasta que se enfríe y solidifique.

Es preferible utilizar un molde de silicona por su facilidad para desmoldar cuando nuestro chocolate cannábico se solidifique. Podemos utlizar uno con forma de tableta, o uno con huecos individuales. Si no disponemos de un molde de silicona adecuado también podemos verter la mezcla que hemos elaborado sobre un papel film, enroscarlo en forma de cilindro y dejarlo enfriar en le frigorífico. Después lo cortamos en rodajas del tamaño deseado.

Una vez enfriado ya tenemos nuestro chocolate cannábico y ya podremos disfrutar de este exquisito manjar.

Como con todos los comestibles cannábicos debemos de ser prudentes.

Es un dulce repleto de placenteras sensaciones y efectos con los que disfrutaremos en buena compañía, pero como con todos los comestibles de cannabis hay que tener precaución y no sobrepasarse con la dosis.

Es bastante sencillo pasarse de dosis sin ser consciente de ello, el efecto del cannabis ingerido tarda en hacerse notar sus efectos, una hora aproximadamente, y si consumimos una porción demasiado grande, o mayor de la porción recomendada porque pensamos que no nos hace efecto, es posible que cuando empiece a hacerlo el colocón se vuelva desagradable.

 Si quieres saber más sobre como dosificar el cannabis para comestibles consultalo aquí.

Y como recomendamos siempre, prueba poco a poco y recuerda que el efecto no es instantáneo.

Pero, si por el motivo que sea, hemos consumido una dosis mayor de la deseada y nos abruma el subidón producido, no hay que alterarse, con relajarse y esperar a que el efecto baje de intensidad y sea más controlable será suficiente, al consumir comestibles cannábicos el efecto suele tardar en notarse sobre una hora y suele tener una duración de 4 horas aproximadamente.

Los comestibles cannábicos son una buena marera de administrar cannabinoides para uso medicinal.

Esta receta de chocolate cannábico la hemos elaborado integrando en la mantequilla cannábica nuestra variedad Seed vicious, con un alto contenido de THC ( cannabinoide responsable de los efectos psicoactivos de la marihuana), superior al 20%, consiguiendo unos efectos recreativos muy pronunciados.

Pero si nuestras necesidades van más por lo terapéutico que por lo lúdico, podemos utilizar una variedad con un porcentaje mayor de CBD ( cannabinoide no psicoactivo con gran potencial medicinal) y más bajo de THC, como Big Thai auto light, para conseguir las ventajas medicinales del CBD sin los efectos psicoactivos del THC.

 

 

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia. Si sigues navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies.

Aceptar