Core Seeds

Como preparar una deliciosa limonada cannábica.

Publicado el 03 de Mayo del 2019

0

¿Sabes como hacer una limonada con marihuana? te lo contamos aquí.

 

La limonada es una bebida clásica deliciosa y refrescante, perfecta para hidratarse y relajarse en una tarde de verano.

La podemos mejorar añadiendo un poco de THC en la mezcla y conseguiremos una limonada de lujo, con mucho brillo y mucho glamour.

La limonada se prepara de forma muy fácil y cuando incorporamos cannabis se transforma en una bebida refrescante y con poder, una bebida perfecta para cualquier reunión o en buena compañía al aire libre.

Que necesitamos para nuestra limonada cannábica

 
Para elaborar una limonada de cannabis necesitamos lo siguiente:

INGREDIENTES
1,5l de agua.

500ml de zumo de limón (8-10 limones)

200g de azúcar, añadir más o menos según gustos.

3 cucharaditas de sirope de marihuana.

Si no disponemos de nuestro propio sirope de marihuana y tenemos que hacerlo, podemos hacerlo con esta receta de sirope con marihuana.

Nosotros hemos elegido una variedad para hacer el sirope que vaya bien con la limonada, una variedad cítrica como nuestra Lemon kush. Si nuestras necesidades son de uso terapéutico podemos escoger una variedad rica en CBD como nuestra Big Thai auto light, con más concentración de CBD.

 

lemon kush banner

Útiles
Jarra

Taza de medición

Exprimidor

Cuchara de madera

Como hacemos la limonada con marihuana 

Lo primero es, exprimir los limones en tu taza de medir. Mejor si tenemos un exprimidor eléctrico a mano, ya que nos ahorrará mucho tiempo y esfuerzo. Si no es así, arremángate y prepárate para darle caña al brazo con un exprimidor manual. Corta los limones por la mitad y deja fluir el zumo.

Una vez hemos exprimido, echamos el zumo de limón en la jarra y añadimos un poco de pulpa, siempre según los gustos de cada uno para conseguir una consistencia más espesa si es lo que deseamos. Nos aseguramos de que no caiga ninguna semilla en el zumo recién exprimido.

A continuación, añadimos el azúcar y el agua. Lo movemos todo bien hasta que esté bien mezclado.

En el siguiente paso que vamos a dar es en el que transformamos nuestra bebida de limón en una mezcla psicoactiva añadiendo el sirope con THC.

La dosis de sirope que vamos a añadir dependerá únicamente de la potencia que quieras que sea el efecto. En zonas ya legalizadas se está estandarizando la dosis de thc para comestibles o ingeribles en 10 mg de THC.

Para nosotros, lo recomendable es añadir tres cucharaditas de nuestro sirope con THC, pero podemos reducir o aumentar la dosis según gustos o necesidades.

Una vez que hayamos añadido el sirope de marihuana, mezclamos bien otra vez la limonada y la metemos en el frigorífico durante unas tres horas más o menos para que esté bien fría cuando la vayamos a consumir.

Como dosificar 


Siempre recordamos que los comestibles o las bebidas infusionadas con marihuana suelen producir un efecto más intenso de lo que se puede esperar cuando se fuma, hay que sentirse libre de decidir la cantidad de sirope con THC infusionado que utilizamos para hacer la limonada de acuerdo con nuestra propia experiencia. Siempre es muy recomendable conocer como se dosifica la potencia de los comestibles y así tener un mayor control sobre lo que consumimos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia. Si sigues navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies.

Aceptar