Core Seeds

Como se hace una infusión de marihuana.

Publicado el 02 de Abril del 2019

0

¿Sabes como hacer una infusión con marihuana? descúbrelo aquí.


Existe mucha gente que, por el motivo que sea, no desean consumir el cannabis fumado, ya sea por motivos de salud o por gustos personales prefieren un buen té o infusión de marihuana porque es una de las formas más saludables de consumo de cannabis.

Una infusión de marihuana es una forma fácil y eficiente de consumir cannabis, ya sea para un uso lúdico o un uso medicinal. Además es muy buena forma de aprovechar los restos de la cosecha que desechamos para consumo convencional.

Al beber una infusión con marihuana se consiguen los mismos efectos que cuando se come un bizcocho o una cookies con marihuana, efectos que tardan más en hacerse notar y con más duración, debido a que el organismo utiliza un camino metabólico diferente para la absorción de los distintos cannabinoides que son comidos o bebidos y los que son inhalados.

Cómo extraer los cannabinoides en una bebida

Los diferentes cannabinoides presentes en la planta, como el THC (Tetrahidrocannabinol) o el CBD (Cannabidiol), tienen la singularidad de no ser solubles en agua. Si pensamos en hervir agua y añadir marihuana no será psicoactivo y no conseguiremos los efectos que buscamos. Los cannabinoides si que se disuelven muy bien en grasas, como mantequilla, aceite, leche….. y eso es lo que debemos aprovechar para extraer y añadir los cannabinoides a la infusión o te que más nos guste.
Preparar una infusión con marihuana es bastante sencillo, pero si que hay varios trucos y técnicas que se deben usar en la elaboración para asegurarse de que el té sea psicoactivo y útil para nuestra necesidades.

Antes de comenzar con los pasos para su elaboración, es necesario, además de tener una serie de útiles e ingredientes, descarboxilar la marihuana para activar el THC, si no sabes como leelo aquí.

Esta receta se puede adaptar con mayor o menor concentración para conseguir efectos más o menos potentes, o para varias personas, si quieres saber algo más sobre dosificación de comestibles cannábicos pues leerlo aquí.

 

 Útiles e ingredientes necesarios para nuestro té de cannabis

La forma más sencilla de disfrutar de una infusión o te de cannabis es si disponemos por ejemplo de una mantequilla cannábica ya elaborada solo tendremos que prepararnos la infusión que más no guste y añadir la mantequilla al gusto, ya tendremos muestra infusión lista para consumir.


Si no tenemos la mantequilla con cannabis también lo podemos elaborar la infusión de marihuana de forma fácil. Solo necesitamos cosas sencillas:

  • Marihuana, 0,5 gramos de cogollo de alta calidad. La cantidad necesaria es algo muy subjetivo y que depende varias circunstancias como la tolerancia o la calidad de la hierba. Con más calidad menos cantidad y con mayor tolerancia más cantidad.

En caso de duda siempre es recomendable comenzar con cuidado y ya iremos ajustando la dosis.

Con esta receta pueden salir dos o tres dosis.

  • ½ litro de agua ( también se puede sustituir con leche)
  • 5 gramos de mantequilla ( si sustituimos el agua por leche no hará falta la mantequilla pues la leche tiene grasa para hacer la extracción)
  • Colador
  • Taza

Elaboración de la infusión de marihuana.

Primero hay que desmenuzar la hierba, con un grinder será suficiente.

Después ponemos el agua al fuego a que hierva, ( o la leche si elegimos esa opción) mejor a fuego lento para conservar todas las virtudes del cannabis.

Una vez el agua llega al punto de ebullición, no echamos la marihuana como si hiciésemos un té normal, separamos el agua del fuego ponemos el colador en la taza intentando que llegue lo más profundo posible de la taza.

Ponemos la marihuana en el colador y sobre esta la mantequilla.

Vamos añadiendo el agua hervida a la taza pasando por el colador, de forma lenta dejando que el agua vaya derritiendo la mantequilla que irá arrastrando los cannabinoides a nuestra infusión.

Después tapamos la taza con un plato o algo similar y esperamos 5 minutos, deberían ser suficientes para que todos los cannabinoides estén en nuestra infusión de marihuana.

Retiramos el colador con los restos vegetales y exprimimos bien para asegurarnos que queda todo en la infusión menos la materia vegetal.

Ya tenemos nuestra infusión de marihuana, solo queda endulzarla al gusto si lo deseamos.

Diferentes usos, diferentes variedades.

Una infusión de marihuana puede tener diferentes usos para lo que podemos utilizar diferentes variedades.

Si utilizamos variedades más sativas como Seed Vicious obtendremos un efecto más activo, creativo y sociable.

Si lo que deseamos es un efecto más relajante y desconectar de un largo día de trabajo, mejor utilizaremos una variedad más índica, como Deep Blue.

También podemos buscar un efecto más medicinal para aliviar algún dolor o dolencia, o solo queremos un efecto más comedido, suave o controlable que el potente efecto del THC, lo mejor será utilizar variedades ricas en CBD, como nuestras variedades de cannabis ligth.

Consumo y como conservar la infusión de marihuana.

 
Una infusión se conserva bien en el frigorífico durante unos 5 días pero también dependerá de la caducidad de la mantequilla o grasa utilizada en la receta, pudiendo recalentarse si lo preferimos caliente.

También podemos mezclarlo con cualquier tipo de hierbas para infuión que nos gusten o nos den otros efectos terapéuticos o que creamos que van bien con nuestra infusión.

Una buena opción es mezclarlo con un buen té verde y hierba buena, delicioso.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia. Si sigues navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies.

Aceptar