Core Seeds

Diferencia entre semillas de marihuana macho y hembra.

Publicado el 28 de Septiembre del 2018

0

¿Sabes diferenciar las plantas de marihuana macho de las hembras?

Prácticamente todos los cultivadores de cannabis para autoconsumo lo que desean es hacer una cosecha "sinsemilla", que las flores de las plantas hembra no sean polinizadas por el polen producido por las flores de la planta macho, y así conseguir mayor calidad en sus cogollos. Este es el principal motivo del éxito de las semillas feminizadas que dominan el mercado de la semilla de marihuana. Las plantas macho no son aprovechables para consumo, ocupan un espacio en el cultivo y si no son retiradas a tiempo y llegan a abrirse sus flores, soltarán el polen polinizado las plantas hembra que llenarán de semillas los apreciados cogollos, por lo que si se quiere marihuana "sinsemilla" es necesario deshacernos de las plantas que produzcan polen, los machos y plantas hermafroditas. Te mostramos las diferencias entre las semillas de marihuana macho y hembra.

El cannabis es una especie vegetal dioica


 En la marihuana y su método reproductivo se encuentran los dos sexos en ejemplares diferentes, es decir, hay plantas macho, que producen polen y plantas hembra que producen óvulos, cuando el polen entra en contacto con el óvulo este se fecunda y produce la semilla de la próxima generación, algo que solo es practicado por criadores de variedades, ya sea de forma profesional o amateur. También hay plantas hermafroditas, que producen flores de los dos sexos.

Que es la planta macho

La planta macho del cannabis, no se utiliza para consumo por su baja psicoactividad. Es la planta masculina, con flores en forma de bolsa diferentes a los cogollos de la hembra, que producen el polen del proceso reproductivo del cannabis. No produce flores femeninas por lo que no producirá semillas.

Que es la planta hembra

La planta hembra es la planta de sexo femenino, es la que produce los apreciados cogollos, las flores femeninas del cannabis, y sus cannabinoides.

Si es polinizada por el polen de una planta macho producirá las semillas que darán lugar a la siguiente generación.

Diferencias entre el cannabis macho y hembra

La preflor de las plantas femeninas muestran un pequeña vaina, conocida como cáliz, de la que salen dos pelillos blancos en forma de V, conocidos como pistilos, y la preflor masculina sale en forma de bolsa o saco que cuelga hacia abajo.

Si en alguna planta vemos que se muestran las dos formas de preflor estaríamos ante una planta hermafrodita que deberemos desechar si no queremos polinizar el resto de plantas hembras.

Como sexar tus plantas


Las plantas de cannabis no muestran su sexo hasta que no alcanzan su madurez sexual, por lo que no se sabrá su sexo hasta que no llegue este momento. Empiezan a florecer a mediados del verano, cuando los días se acortan, pero antes de esto se pueden ver las llamadas preflores, una pequeñas florecillas que aparecen a partir de la cuarta o quinta semana de crecimiento vegetativo, apareciendo entre el cuarto y el sexto nudo de altura, esto puede variar algo dependiendo de la variedad que se cultive. Se desarrollan en los entrenudos de las ramas, detrás de esos pequeños apéndices laminares llamados estípulas, que se forman en la base del pecíolo de las hojas y tallos. Es posible verlos a simple vista si se tiene entrenado el ojo, o también con la ayuda de una lupa. Cuando se conoce como diferenciar la preflor macho de la hembra es la mejor forma de sexar las plantas antes de que empiece el periodo de floración, asegurándonos la eliminación de las plantas masculinas.

 
Que pasa si no retiramos a tiempo las plantas macho


 Si no se retiran los machos lo que se obtendrá es una cosecha con semilla, que mermará tanto la calidad como la cantidad de la producción que nos de la cosecha, porque la planta se dedicará más a la formación de semillas que a la de flores, pero a cambio tendremos muchas semillas para sembrar el año siguiente. De estas semillas obtendremos semillas regulares, con los dos sexos.

Si lo que no se retira a tiempo es alguna planta hermafrodita se obtendrá también una cosecha con semilla, pero con la diferencia de que la descendencia ( las semillas resultantes) tendrán un alto porcentaje de que sea también hermafrodita, que es uno de los rasgos más indeseados por todo tipo de cultivadores.

 Si se cultivan semillas feminizadas no tendremos que preocuparnos por este problema.

 La gran ventaja de cultivar semillas feminizadas es que todos los ejemplares serán plantas femeninas, todas producirán cogollos. Al no haber machos no se producirá la polinización de los cogollos, asegurándonos la apreciada cosecha "sinsemilla". Pero si se cultiva con semillas regulares, que es como el cannabis se muestra en la naturaleza, tendremos ejemplares de los dos sexos, masculino y femenino, al 50% más o menos, por lo que habrá que estar atentos a cuando las plantas muestren su sexo para retirar las plantas masculinas, evitar la polinización y perdiendo aproximadamente la mitad de las plantas.

 

 

 

 

 

 

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia. Si sigues navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies.

Aceptar