Core Seeds

El sexo y la marihuana, una buena pareja.

Publicado el 19 de Octubre del 2018

0

El vinculo que une a la  marihuana y el sexo se remonta mucho tiempo atrás. En la historia de la humanidad, desde hace mucho existe constancia de que el cannabis ha sido usado, entre muchos otros usos, como afrodisíaco y tiene la fama de mejorar la calidad sexual de las personas.

También tiene la fama de ser la sustancia psicoactiva más erótica.

No hay droga más erótica que el cannabis porque, aunque la cocaína suele ser muy empleada con fines sexuales, la lógica de la cocaína está más orientada al consumismo y la competividad, aguantar más tiempo, ser más potente... al contrario que la marihuana que tiene mucho prestigio en cuanto a la mejora de la calidad del sexo, una sexualidad más basada en el placer y no forzosamente en prolongar el acto sexual.

Es bastante dilatada la histórica relación del cannabis con la sexualidad.

 Además a sido por todo el planeta, en la cultura indú y su medicina tradicional son varias las fórmulas con marihuana que eran recetadas como afrodisíaco por su capacidad para favorecer la estimulación, la desinhibición o el aumento de las sensaciones y del deseo. En sitios como Serbia, antiguamente se le daba a las mujeres primerizas en su primera noche de amor con su marido, algo que se conocia como Nasha, una mezcla cocinada de cordero y marihuana para prevenir o evitar dolores, y molestas e incomodas sensaciones en su primera penetración. En lugares como China, Oriente Medio o en diferentes zonas de África también se encuentran tradiciones milenarias con el cannabis o sus derivados dirigidas a estimular y enriquecer las diferentes prácticas sexuales.

 En nuestros tiempos, con este boom marihuanero que estamos viviendo, a nadie le asombra que existan científicos o investigadores que quieran corroborar si de verdad tiene estas propiedades o simplemente era un cuento, y actualmente existen diferentes investigaciones que apuntan a que todo esto es cierto.

Y es que el THC, uno de los principales cannabinoides de la marihuana, es un magnífico detonante para el aumento de la libido y el placer del orgasmo, así mismo también existen diferencias entre géneros, en mujeres prolonga y mejora el orgasmo y en hombres aumenta la testosterona.

Estos son varios de las mejoras para la práctica sexual que están demostrados:

  • Aumento de la sensibilidad en el tacto en ambos sexos.
  • Orgasmos más enérgicos en el hombre y más ámplios, prolongados y frecuentes en mujeres.
  • Aumento del deseo sexual y la excitabilidad en ambos sexos.
  • Aumento de la frecuencia sexual en ambos sexos.
  • Aumento de la resistencia en hombres.
  • Mayor control de los musculos vaginales en mujeres.

El CB1, un receptor de nuestro cerebro, es el que más acusa los efectos de la marihuana.

Y cuando se activa nos volvemos con más predisposicón al sexo. Una de las tareas de este receptor es la mejora de las sensaciones táctiles y la euforia, motivo por el que se destaque, por muchos de los que han utilizado el cannabis con fines eróticos, el aumento de la sensibilidad en todas la partes del cuerpo.

Esto, unido a sus efectos calmantes y relajantes asociados a la disminución de los niveles de ansiedad puede actuar como desinhibidor, porque para disfrutar del sexo también se requiere un punto de descuido, de dejarse llevar, que no siempre es posible.

Otra de las virtudes que se le atribuyen al cannabis es una mayor comunicación que se crea con la pareja, un sincronismo no verbal que aumenta la intensidad de la relación.

Para todo esto hay que tener en cuenta la dosis de cannabis que utilicemos.

Porque así como una dosis correcta pueda aydarnos mucho a la mejora de las relaciones sexuales, una dosis elevada puede volverse contraproducente y producir el efecto contrario al que vamos buscando, por eso lo mejor es probar, experimentar y dar con la dosis adecuada para cada uno.

Hoy en día existen muchos sexólogos y sexólogas que explican los beneficios de la marihuana con fines sexuales y más concretamente en las mujeres, ya que, además de sus beneficios asociados al sexo o a los dolores relacionados con la mestruación, puede ayudar a regular el sistema endocannabinoide de las mujeres aumentando y favoreciendo el equilibrio hormonal, además de utilizarse como afrodisíaco.

 El cannabis puede ser beneficioso para la vida sexual de todos. El cannabis y el sexo, una unión que, de forma sensata, traerá abundantes momentos agradables.

 

 

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia. Si sigues navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies.

Aceptar