Core Seeds

Errores frecuentes al germinar semillas de marihuana.

Publicado el 02 de Febrero del 2021

0

Errores frecuentes al germinar semillas de marihuana. Como evitarlos.

Al Germinar la semilla damos el primer paso en cualquier cultivo de marihuana, proceso en el que la semilla comienza su desarrollo, y brota la radícula.

Existen varias técnicas para germinar, y en cada una de ellas se suelen cometer algunos errores frecuentes, que son fácilmente evitables.

Existen varios métodos para la germinación. En algodón o papel húmedo, directamente en el sustrato, o en agua. En todos ellos hay algunos errores reiterados que los cultivadores suelen cometer.

No importa cuál sea el método para germinar que utilicemos, en este post detallamos cuáles suelen ser los errores cometidos más habitualmente en cada uno de ellos, para evitarlos.

Errores en la germinación en algodón o papel húmedo


La técnica de germinación en algodón o papel húmedo se basa en humedecer estos materiales, y envolver en ellos las semillas. es muy útil introducir estos tejidos mojados en algo parecido a un invernadero de germinación, como un tupper o recipiente similar, de manera que la temperatura y la humedad se mantenga la misma durante todo el proceso. ¿Qué errores podemos cometer?

Dejar un crecimiento excesivo de la radícula.

Si la raíz se estira demasiado, posiblemente termine enganchándose al algodón o papel, y al despegarla de ellos para pasarla al sustrato se rompa. Para evitarlo no hay que dejar que la raíz se alargue demasiado. las radículas crecen muy rápido, y hay que pasarla al sustrato según veamos que sale.

No darles una temperatura constante

Si las exponemos a diferentes grados, no germinarán. Debemos asegurarnos que la temperatura donde las ponemos es cálida, sobre los 25 grados sería lo ideal, y mantenerla estable hasta que las trasplantemos al sustrato.

Dejar la raíz expuesta al aire o la luz demasiado tiempo

En contacto con el aire o la luz la raíz se oxidará y matará el brote. Cuando la raíz ya empieza a crecer, lo mejor es pasarla al sustrato rápidamente. O en su defecto, mantenerla bien cubierta por el tejido húmedo.


Errores en la germinación en sustrato


Introducir la semilla directamente en el sustrato, bien sea en maceta o directamente en el suelo donde pensamos cultivarla es otra opción para germinar la semilla. Veamos cuales son los errores más comunes en este método.

Enterrar la semilla a una profundidad excesiva.

Enterrar semillas de marihuana demasiado profundas es un gran error entre los cultivadores menos expertos que se traduce en una planta que no llega a emerger nunca.

La semilla tiene que estar casi en la superficie,lo ideal es a un centímetro de profundidad, no a mayor distancia. Las semillas de cannabis les vale con estar cubiertas justo por un poco de tierra y facilita brotar con rapidez una vez germinada a la superficie en busca de luz.

Utilizar un sustrato no adecuado

La tierra donde la semilla puede germinar es aquella ligera en nutrientes y porosa. Un bebé de marihuana no puede asimilar la misma cantidad de nutrientes que una planta adulta. cuando cogemos tierra de cualquier lado no es la mejor opción para la germinación porque no conocemos su composición. Así que, y sobre todo para este primer paso del cultivo, conviene emplear un sustrato adecuado.

Demasiado seco o demasiado húmedo

Que el sustrato esté demasiado húmedo puede ser letal para la germinación, y para las primeras semanas de vida de la plántula, pudiendo llegar a ahogarla. Y asu vez Uno de los errores más frecuentes al germinar semillas de cannabis es dejar que el medio de germinación se seque. El medio de germinación debe de estar húmedo pero no encharcado.

 
Plantar varias semillas en la misma maceta

Cada semilla necesita su espacio individual para que las raíces tengan sitio para desarrollarse. Si plantamos varias semillas en la misma maceta se creará una competencia radicular por el espacio que es posible que unas entorpezcan el desarrollo de las otras.

Errores en la germinación en agua


Este caso consiste en meter la semilla en un recipiente con agua templada, y esperar a que germine en los días siguientes a la inmersión. Dejar la semilla demasiado tiempo en el agua puede ser un error fatal pues puede ahogar la semilla. En cuanto a germinado, y vemos que ha salido la radícula, hay que pasarla al sustrato. El agua puede servir para germinarla, pero en cuanto lo hace ya necesita el medio que necesita para sobrevivir.

Otros errores

Romper la radícula al intentar separar la cáscara

Es un error común y es algo que no es necesario, pues una vez germine, la plántula expulsará, por norma general, por si sola la cáscara de la semilla así que dejemos a la propia semilla hacer su trabajo. Lo ideal es intervenir solo si es totalmente necesario y puede afectar al desarrollo de la plántula.

Tener una mala higiene al manipular las semillas, radículas o plántulas

No sabemos qué patógenos podemos llevar sin darnos cuenta en las manos o en las herramientas que utilicemos, así que conviene lavarse siempre las manos antes, así como cada uno de los utensilios que utilicemos durante el periodo de germinación. Esta higiene también es aplicable al agua que utilicemos, agua siempre limpia.

Temperatura y humedad para la germinación


Las semillas de cannabis germinan correctamente con unos valores de temperatura y humedad relativamente altos. 

Lo ideal es mantener el medio de germinación a unos 26-28ºC y a un 70% de humedad. Valores menores se traducirán en una germinación más lenta y menos exitosa, mientras que valores superiores puede traer problemas de hongos o podredumbre.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia. Si sigues navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies.

Aceptar