Core Seeds

Esclerosis múltiple y cannabis medicinal.

Publicado el 18 de Diciembre del 2018

0

Gracias a la corriente prolegalización que vivimos en la actualidad, se están consiguendo grandes avances en la comprensión del cannabis. Poco a poco vamos descubriendo y entendiendo más sobre cómo actua e influye en nuestros organismos, y cómo se puede optimizar su potencial de uso terapéutico, pero también como uso recreativo. 

Hasta el momento ya se conoce que la marihuana puede actuar de maravilla como método efectivo para tratar diferentes dolencias de salud, desde dolor o insomnio hasta epilepsia. En la actualidad existen investigaciones que apuntan al cannabis puede ejercer un papel de importancia en el tratamiento y control de los sintomas asociados a la esclerosis múltiple.

Comprender la esclerosis múltiple.

Antes de adentrarnos en cómo la marihuana puede colaborar en el tratamiento de la EM, es de importancia comprender esta enfermedad y cómo afecta al cuerpo.

La esclerosis múltiple es una dolencia impredecible que habitualmente degenera en discapacidad. el origen concreto de la EM es desconocido, pero sí sabemos que por lo general lo causa un desencadenante que hace que el sistema inmunológico ataque al cerebro y la médula espinal.

Esto daña la mielina ( sustancia grasa protectora de algunas de nuestras células nerviosas) y afecta a la capacidad del cerebro para enviar y recibir señales nerviosas que producirá un colapso de las comunicaciones de nuestro organismo, algo que puede expresarse con una gran variedad de síntomas impredecibles.

Algunos síntomas habituales de la esclerosis múltiple incluyen:

  • Dolor
  • Fatiga
  • Entumecimiento y hormigueo
  • Espasticidad
  • Cambios de humor
  • Problemas de memoria
  • Ceguera
  • Parálisis


Es importante conocer que cada individuo padece la esclerosis múltiple de manera distinta y que los síntomas particulares y su gravedad pueden variar radicalmente entre cada paciente. Por ejemplo, algunos pacientes pueden experimentar "recaída de esclerosis múltiple en remisión", que se caracteriza por "ataques" de nuevos síntomas seguidos de etapas en los que esos síntomas se reducen o desaparecen por completo. Otros pueden experimentar "esclerosis múltiple progresiva", que se caracteriza por un comienzo progresivo y un agravamineto de los síntomas con el paso del tiempo.

En la actualidad no hay cura para la esclerosis múltiple, pero si existen procedimientos de tratamiento para pacientes con EM progresiva y tratamientos que modifican la enfermedad para aquellos con recaídas de EM. Ambos están orientados a la gestión y minimización de los síntomas.

 Alrededor de 2,3 millones de personas en el mundo padecen EM, y las tasas de incidencia de la EM aumentan a medida que nos alejamos del ecuador.

CANNABIS Y ESCLEROSIS MÚLTIPLE.


Un reciente estudio confirma que la marihuana puede ser de mucha utillidad en el tratamiento de la esclerosis múltiple y ya está aprobado en 10 países de todo el mundo el cannabis medicinal en el tratamiento de esta dolencia. La evidencia a favor de la marihuana medicinal sugiere que puede ayudar a tratar y manejar los síntomas de la enfermedad, aunque no curarla.

Los espasmos, el dolor, los temblores que sufren algunos pacientes con esclerosis múltiple conllevan efectos nocivos en la calidad de vida de los pacientes, además de que estos síntomas son realmente complicados de acometer con los tratamientos que hay hoy en día y estos nuevas investigaciones a que el cannabis terapéutico ayuda al control y alivio de estos sintomas.

La marihuana contiene más de 100 elementos únicos, los cannabinoides.

Los dos más conocidos son el THC y el CBD. Los dos cannabinoides principales de la marihuana son habitualmente alavados por sus propiedades medicinales, como ayuda en el tratamiento del dolor o la epilepsia entre muchas otras. sin embargo el THC a pesar de sus grandes aplicaciones médicas es más célebre por proporcionar los efectos psicoactivos de la marihuana.

Una investigación elaborada por la Revista Española de Esclerosis Múltiple sobre las cualidades terapéuticas de la marihuana apunta al sistema endocannabinoide como punto de mira terapéutico. El TCH y el CDB tienen en común que son cannabinoides que operan sobre el sistema endocannabinoide, que viene a ser una sinergia entre cuerpo y cerebro, como un sistema de comunicación entre células y que poseen todos los mamíferos, incluidos nosotros los humanos, poniéndose en marcha de forma natural para crear homeostasis, que es el equilibrio de un medio interno, como nuestro cuerpo, pero que también puede ser activado por fitocannabinoides, cannabinoides de origen vegetal, como los que se concentran en las diferentes variedades de cannabis. Estos cannabinoides vegetales originan efectos distintos a los que se crean de forma natural en nuestro organismo. Los principales receptores del sistema endocannabinoide son el CB-1 y el CB-2, que se encuentran en el sistema nervioso central y el inmunológico.

Este sistema endocannabinoide se basa en la interacción positiva que tiene lugar entre componentes cannabinoides, como el THC, y los receptores CB1 y CB2. La interacción de este tipo de proteínas cerebrales con el THC tiene un efecto mediador en la degeneración neuronal que se produce durante un proceso inflamatorio, y mantiene así conexiones neuronales de buena calidad.

Los efectos neuroprotectores de los cannabinoides han sido evidenciados en animales con isquemia y trauma cerebral que han visto mejorada su situación tras la exposición al THC, según dicho estudio. El informe sostiene que los cannabinoides desempeñan un papel inmunomodulador que frena los ataques del propio organismo y reduce así la muerte neuronal que tiene lugar en enfermos de esclerosis múltiple con estadios avanzados.

 

Reducción del dolor gracias al poder antinflamatorio del cannabis.


Los pacientes de esclerosis múltiple soportan diariamente dolor que ni el más poderoso de los calmantes es capaz de remediar. Es en este punto cuando muchos de ellos recurren al cannabis como última opción. Aunque no es tarde y estos pacientes experimentan una mejoría en su calidad de vida gracias a la disminución del dolor, lo ideal es iniciar el tratamiento con marihuana en la etapa inicial de la afección.

Los efectos del cannabis ante enfermedades degenerativas son más intensos durante los primeros meses, donde su poder regenerador tiene un mayor impacto y la ralentización de la enfermedad es muy factible. 

Lo afirma Viola Brugnatelli, científica especializada en el campo de la neurociencia y cuya investigación está centrada en el cannabis medicinal. "Es muy importante introducir el uso terapéutico de cannabis desde la aparición de la enfermedad. "El cannabis no puede generar células neuronales nuevas de la nada, actúa como protector, no como creador, por eso es tan importante empezar el tratamiento a tiempo. Es muy triste que no se le dé la oportunidad al paciente de escoger, que el sistema sanitario no provea de información sobre el tratamiento con cannabinoides para que ellos puedan elegir", argumenta Brugnatelli, creadora de la revista Nature Going Smart, que se dedica a difundir los beneficios de plantas como la marihuana para revertir efectos de dolencias neurodegenerativas y algunos tipos de cancer.

Los derivados del cannabis han demostrado ser capaces de aumentar la actuación analgésica por su gran poder antinflamatorio.

Así lo sigiere un estudio realizado en Estados Unidos, que concluyó que el uso del cannabis terapéutico controlaba el dolor asociado a la esclerosis múltiple y mejoraba los ciclos de sueño en este tipo de enfermos. Muchos enfermos de esclerosis múltiple sufren problemas de insomnio. No son capaces de dormir por los espasmos sufridos, y algo tan fácil como cambiar de postura les resulta físicamente imposible y el uso de marihuana para ir a dormir les ayuda a relajar los músculos para poder descansar por la noche.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia. Si sigues navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies.

Aceptar