Core Seeds

Europa, el mercado con más potencial de la industria del cannabis mundial.

Publicado el 05 de Marzo del 2019

0

Europa, el mercado más potente de la industria cannábica mundial.

Europa, con un censo de población cercano a los 750 millones de habitantes, duplica en personas a Estados Unidos y Canadá juntos, y según el último informe Europeo sobre cannabis de Prohibition Partners, grupo de investigación especializado en mejoras legislativas y tendencias de la industria europea del cannabis, Europa se posicionará como el mayor mercado de cannabis medicinal legal del mundo en tan solo 5 años. Únicamente en el último año se ha producido un crecimiento de la industria cannábica europea superior al de los 6 años anteriores, 6 nuevos países comunican cambios legislativos en torno al cannabis, han sido destinados a inversión una cifra superior a los 500 millones de euros en negocios cannábicos europeos y se predice un valor de mercado que puede alcanzar los 123.000 millones de euros en 2028.

Un mercado, el europeo, que crece a gran velocidad en el que el detonante del cambio en las legislaciones está concentrado en el cannabis medicinal y propicia que usuarios europeos, políticos, inversores, empresarios, científicos e investigadores médicos se beneficien de las modificaciones que se están desarrollando en estos momentos.

Actualmente, Italia, Holanda y Alemania son los principales mercados, con la suma de 130.000 pacientes que han accedido al cannabis medicinal. La predicción del informe es que este número crecerá 225.000 para este 2019 y que para el 2028 producirán 58.000 millones de euros y también se prevé que, como mínimo, se duplicarán estos números cuando la legalización de la marihuana recreativa sea efectiva.

De momento, solo Luxemburgo a anunciado la legalización del cannabis para usos recreativos para antes del 2023.

En este 2019 se espera un considerable crecimiento del mercado italiano y alemán, que ahora están por detrás del holandés al que podrían superar para el año que viene y ya se progresa en leyes y licencias de cultivo con la intención de la implantación de una industria que sea capaz de satisfacer la demanda y que evite la dependencia de Canadá.

El sur de Europa, ideal para el cultivo de cannabis

El clima de los países del sur de Europa es excelente para el cultivo de cannabis en exterior, y ya prosperan los programas de cultivo en estos países con los que ofrecer un producto barato que sea distribuido por los medios comerciales de la unión europea y en la mitad de los estados que forman la comunidad europea ya existe el cannabis legal en por lo menos alguno de sus formatos, 14 países de 28.

En Finlandia, Dinamarca, República Checa, Polonia, Holanda, Reino Unido, Alemania, Suiza, Italia, Croacia, Portugal, Grecia, Malta y Chipre ya es legal el cannabis con fines medicinales.

Unificación legislativa necesaria

Hay cerca de 50 países en el continente europeo y todos tienen distintas leyes al respecto, y este es uno de los grandes retos en el camino de la legalización de la marihuana en Europa. Todos los agentes implicados deberán llegar a un acuerdo sobre la legalidad, los sistemas de abastecimiento y normalización de productos.

La marihuana ayudará en el crecimiento económico europeo.

El cannabis medicinal regularizado propicia multitud de posibilidades en la economía europea impulsando a los estados más afectados por la crisis económica pasada como España, Portugal, Italia o Polonia.

Otro punto de mejora está en las dañadas industrias agrarias europeas.

La unión de la legalización de la marihuana medicinal con los elevados índices de consumo sugieren un potencial de mercado de 123.000 millones de euros en 2028.

También se prevé que, como mínimo, se duplicarán estos números cuando la legalización de la marihuana recreativa sea efectiva.
Hoy en día únicamente Luxemburgo a planificado un camino concreto de legalización de la marihuana y ambiciona legalizar el uso lúdico de la marihuana antes del 2023. Un acto que debería estimular el desarrollo de las diferentes legislaciones de los países cercanos.


Dificultades en la reglamentación

En el caso de la marihuana medicinal uno de los mayores inconvenientes que se encuentran van enfocados a la formación de los sanitarios en el uso del cannabis medicinal. La demanda de este producto aumenta y no existe una programación educativa para médicos y profesionales de la sanidad, haciendo necesaria la formación en breve periodo de tiempo de estos profesionales de la salud.

El debate sobre cannabis ya está en el parlamento europeo

El pasado verano, el Comité de Salud Pública y Seguridad Alimentaria del Parlamento Europeo pidió a la Comisión Europea que creara una política paneuropea sobre marihuana. 

Llegó a la Unión Europea en verano de 2018, cuando el Un modelo de movimiento por parte de la Comisión Europea sería un indicador para el resto de los Estados miembros. Algunos se manifestaron contrarios a tomar medidas, aludiendo a responsabilidades para con la Convención Única de las Naciones Unidas sobre Estupefacientes. Éstos están notablemente desfasados si tenemos en cuenta las actuales modificaciones globales en las leyes sobre cannabis.

Sin noticias de los políticos españoles

 Los legisladores españoles siguen haciendo oídos sordos a este tipo de demandas sociales.

Según publica la Federación Mundial contra las Drogas en su reciente informe europeo sobre consumo de drogas, España es el tercer país con más consumo de marihuana de toda Europa, con un 15%, solo detrás de Reino Unido con el 24 % y Alemania con el 16%.

Solo en 2012 se requisaron 40 toneladas de marihuana en España, al que ya se considera un país productor. En el suroeste de Europa, Italia y España podrían estar consolidándose como grandes productores. El cultivo de marihuana se expande por toda Europa, reduciendo las distancias entre los productores y los consumidores.

Y nuestros legisladores todavía miran hacia otro lado dejando al consumidor sin protección y en manos de mafias y el mercado negro, haciendo afirmaciones, como las desafortunadas declaraciones de la actual ministra de Sanidad Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, “ el cannabis no es un medicamento” y “no hay evidencia científica en este sentido”, cuando fue preguntada por si apoyaría la legalización con fines medicinales. Como muchos otros legisladores se ampara en que no hay suficientes estudios sobre las propiedades medicinales de la marihuana y su nocividad. Pero, por ejemplo, en el portal PubMed, encontramos casi 30.000 estudios diferentes.

Señora ministra, si en algo se han hecho estudios es sobre la marihuana, más que en cualquier otra sustancia, y estas declaraciones no hacen más que manifestar la pobreza de conocimiento y las pocas ganas e interés que muestran nuestros políticos sobre este tema.

Revisión sobre cannabis de la OMS

 La próxima revisión sobre el cannabis por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Unión Europea (UE) puede llevar a una recomendación que cambie su estatus legal actual.

En el mundo ya existen varias zonas legalizadas, multitud de estados y países ya regulan el uso medicinal de la planta y en algunos incluso el uso recreativo. Los europeos aguardan que se legalice y estandarice las normas de los productos de cannabis medicinal.

Pero en España, uno de los lugares con mayor consumo y autocultivo de marihuana, la legalización se sigue viendo muy lejana.

A lo que hay que unir que, aunque esté demostrado los beneficios medicinales del cannabis, diga lo que diga la señora ministra, miles de pacientes en España continúan sin tener acceso a su medicamento de manera regulada y segura. Aquí no es algo prioritario.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia. Si sigues navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies.

Aceptar