Core Seeds

Iluminación lec, la nueva tecnología que llega para quedarse.

Publicado el 17 de Febrero del 2020

0

Luces de cultivo LEC, la nueva tecnología que llega para quedarse.

 

En el mundo del cannabis cada día surge una nueva tecnología o material, que promete aumentar las cosechas y reducir los gastos. Como todo en la vida, este tipo de afirmaciones son fáciles de hacer, pero difíciles de respaldar. Aunque si te atrae la idea de un medio de cultivo rentable, las luces de cultivo LEC podrían ser el siguiente paso en la iluminación del futuro.

Las lámparas de alta presión de vapor de sodio fueron una gran revolución del cultivo interior, además de las de vapor de mercurio, predecesoras y hoy en día casi en total desuso. Han marcado y continúan marcando el standard de iluminación/espacio de cultivo: 250W para 80x80cm, 400W para 100x100cm, 600W para 120x120cm y 1000W para 150x150cm. Todavía siguen siendo las lámparas más usadas, aunque poco a poco van cediendo terreno ante otros sistemas de iluminación más eficientes, entre ellos el LEC, también llamadas luces CMH (Halogenuros Metálicos Cerámicos) 

Los equipos LEC CMH han revolucionado la iluminación del cultivo interior, que empieza a dar por obsoletos los antiguos equipos HPS, en busca de nuevas fórmulas más eficientes, que además ofrecen un espectro más completo de luz. En este capítulo vamos a hablar de este tipo de iluminación, cuales son las ventajas e inconvenientes de las luces LEC, y sus posibles aplicaciones en el cultivo indoor.

Qué son los equipos LEC?


LEC son unas siglas que corresponden a Light Emitting Ceramic (Emisor de luz cerámico). También conocidas como CMH (Ceramic Metal Halide o Halogenuro Metálico Cerámico). Este tipo de equipos de iluminación actúan como un equipo de halogenuro cerámico actual, pero utilizan un arco cerámico en vez de cuarzo. En la práctica, una de sus ventajas distintivas es su producción de luz de un color más natural, que produce más luz por watio, además de ofrecer una vida más larga de la bombilla. Para describir esta nueva tecnología existen en el mercado distintas alternativas, todas ellas refiriéndose al mismo concepto:

Ceramic Metal Halide (CMH): Luz de halogenuro metálico que utiliza un tubo de arco cerámico

 Ceramic Discharge Metal Halide (CDM): Término alternativo para la misma tecnología empleada.

Light Emitting Ceramic (LEC): "LEC" es el nombre registrado de una marca para un modelo concreto de luz de cultivo que utiliza tecnología de halogenuro cerámico. Aún y así, el término "LEC", igual que ocurre en muchos otros campos, se ha empezado a utilizar como CMH, ya que ambos se refieren a la misma tecnología.

Aunque sea más común el uso de tecnología CMH para los equipos de cultivo, LEC está aumentando su popularidad, probablemente por la relación con LED, que habían sido anunciadas como las luces del futuro.

La iluminación LEC o también denominada CMH (Halogenuro Metálico Cerámico), puede llevar a confusión con los sistemas LED.

Los sistemas LEC son una evolución de los halogenuros metálicos o de los HPS, pero en este caso el gas que contienen es gas cerámico. Este tipo de iluminación produce resultados espectaculares y por ello parece que estamos ante el sistema de iluminación del futuro.

Este sistema LEC nos proporciona un rendimiento de un 50 % más que con lámparas tradicionales y con una reducción de consumos del 50% también. ¿Asombroso Verdad?

La principal ventaja de la iluminación LEC es que reduce hasta en un 50% el consumo eléctrico con la consecuente reducción del calor sobre el cultivo, pero al mismo tiempo multiplica por 2 el rendimiento de la producción. Todo esto permite reducir el tamaño de equipo de extracción de modo que el control de clima será muy sencillo.

Otro factor a tener en cuente es que las lámparas LEC producen rayos ultravioletas e infrarrojos,  lo mismo que el Sol. Estos rayos son fundamentales a la hora de la producción de tricomas y terpenos, así de este modo las cosechas serán de mejor calidad, pero no encontramos con la desventaja de que habrá que trabajar con gafas adecuadas, para no dañarnos los ojos.

La luz producida por estas lámparas se asimila perfectamente por parte de la planta, por ello no existe apenas pérdida energética. Además producen un color totalmente natural con el cual podrás observar a las plantas con comodidad y podrás distinguir sin dificultad cualquier tipo de carencia o enfermedad.


Aunque todas las bombillas LEC son mixtas, en función del espectro lumínico tienen especial incidencia en un periodo u otro del cultivo.

Un sistema de iluminación LEC está formado por una bombilla, un reflector y un balastro específico,  no se podrá reutilizar uno antiguo pues se estropearía la bombilla.

Estos balastros son electrónicos y presentan grandes avances frentes a los magnéticos, genera mucha más luz con la misma energía, aun así tienen el inconveniente del precio, ya que son más caros que los magnéticos.

Las mejoras de las bombillas, unido a la eficacia de los balastros las hacen más duraderas y resistentes al desgaste, se calcula que a las 20.000 horas una LEC funciona todavía al 80 % de su rendimiento máximo.

Actualmente los sistemas de iluminación LEC ya están totalmente testados y sus resultados los avalan. Han llegado con fuerza para modernizar y dar eficacia a los cultivos.

banner gorila core

HPS vs LEC

 HPS


En general, son los equipos más baratos. Por unos 60-70 euros, podemos adquirir balastro, reflector y lámpara de 400w para un armario de cultivo de 1 m2. Un equipo con los mejores componentes del mercado para el mismo espacio, rondaría los 300-350 euros, lo que tampoco es excesivo.

Ofrecen unos buenos rendimientos. Con un equipo de 400W no será complicado cosechar 0,7-0,8 gramos por watios. Cultivadores experimentados consiguen alcanzar e incluso superar 1 gramo por watio.

CONTRAS DE HPS


El consumo eléctrico es bastante elevado si lo comparamos con otras alternativas. Es por ello que cada vez son más los cultivadores que apuestan por otros sistemas.

Las lámparas desprenden demasiado calor. Hasta la aparición de otros sistemas de iluminación, cultivar en los meses de más temperatura exterior con HPS era un acto heroico.

La vida útil de las lámparas es bastante corta. A partir del segundo o tercer cultivo, la eficiancia de las lámparas comienza a disminuir muy rápidamente. Muchos cultivadores la sustituyen incluso cada cultivo.

LEC


Tienen un consumo relativamente bajo. En un espacio de 100x100cm, ofrecen unos rendimientos superiores a los de un equipo HPS de 400W, consumiendo un 20% menos de electricidad.

Las lámparas tienen una mayor duración que las HPS. A partir de los 6-7 cultivos se debería cambiar por una nueva.

Una de sus grandes ventajas, es que producen rayos UV como el sol, lo que ayuda a incrementar la producción de tricomas y terpenos.

Ya comentamos sobre los rendimientos, pero profundicemos algo más. Fácilmente se obtendrán cosechas de entre 1,2-1,4 gramos por watio. Los cultivadores más experimentados alcanzarán 1,8 gramos por watio.

CONTRAS DE LEC

El coste de un equipo LEC es más elevado que el de un HPS. Por unos 85-90 euros podríamos conseguir un equipo LEC de 315W básico. Los más caros de esta misma potencia llegan a alcanzar los 500-600 euros.

Las lámparas son más caras. Además optimizar totalmente un cultivo implica la inversión en los diferentes espectros e ir cambiándolos según la fase.

 CONCLUSIONES HPS VS LEC


Teniendo todo lo anterior en cuenta, no cabe duda del por qué son cada vez más cultivadores los que apuestan por el cambio a LEC. Aún siendo mayor la inversión, la amortización comienza en el primer cultivo con mayor producción, mayor calidad de la cosecha y menor consumo.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia. Si sigues navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies.

Aceptar