Core Seeds

La cosecha, detalles a terner en cuenta para obtener un óptimo resultado.

Publicado el 27 de Agosto del 2018

0

 En estas fechas, las plantas de marihuana se encuentran en pleno estado de floración, hay variedades muy tempranas que ya estarán a pocos días de su recolección, pero lo más habitual es cosechar entre mediados de septiembre y finales de noviembre, dependiendo de si son variedades con predominio índica o sativa.

 Estos momentos son cruciales, un fallo puede desembocar en desastre pues ya no tendremos tiempo de reacción, y los problemas pueden darse por diversos motivos, desde plagas clásicas que evolucionan rápidamente por el calor, excesos o carencias de nutrientes o ataques fúngicos no deseados son el motivo de que debamos prestar una atención especial a nuestras plantas.

- NUTRICIÓN

Las plantas en la fase de floración tienen diferentes necesidades nutritivas, aunque necesite los mismos nutrientes que en la fase de crecimiento los necesita en diferentes concentraciones, requiriendo más consumo de fósforo (P) y potasio (K) y menos que de nitrógeno (N), siendo al reves que en el crecimiento donde las mayores necesidades nutricionales de nuestras plantas son de nitrógeno, por eso los abonos específicos para cannabis de crecimiento contienen niveles más altos de nitrógenos que de fósforo y potasio y los de floración más altos de fósforo y potasio que de nitrógeno. Suele venir especificado en la etiqueta del producto.

Existen potenciadores de floración, como los clásicos PK, que contienen estos dos elementos en concentraciones elevadas, también hay estimulantes de floración que contienen una serie de micronutrientes que también son muy beneficiosos y si se aportan en su dosis correcta, la combinación de estos ayudará a aumentar la produción de flores y por tanto la cosecha.

 Si se cultiva en suelo y hemos preparado bien el terreno posiblemente no necesitemos el uso de abonos, pero si lo hacemos en maceta, por muy grandes que sean y muy bien que hayamos preparado el sustrato, las raíces de la planta habrán colonizado todo el medio y consumido todo el alimento de nuestro sustrato, por los meses que lleva la planta en la maceta, y si que será recomendable la utilización de abonos. Es bastante común que cuando empieza la fase de floración y hacemos el cambio del abono de crecimiento al de floración, como este contiene poco nitrógeno, la planta empieza a amarillear mostrando una carencia de nitrógeno, si esto pasa a poco tiempo de la cosecha no sería preocupante, incluso es una buena señal de que la planta no va a tener residuos de nutrientes que puedan afectar al sabor, pero si aún nos quedan varias semanas para la cosecha si es recomendable corregir esta carencia aportando más nitrógeno, mezclando en el agua de riego el abono de crecimento con el de floración por ejemplo. Por el contrario también podemos tener un exceso de nutrientes, ya sea porque nos hemos excedido con al dosis de abono o por acumulación de sales en las raíces, por lo que es recomendable hacer un lavado de raíces periódicamente para evitar este exceso o acumulación.

- PLAGAS

Otro peligro a tener en cuenta son las plagas, ácaros, pulgón, mosca blanca, trips, cochinilla...... una auténtica amenaza para el óptimo resultado de nuestra cosecha porque con el calor se reproducen a mucha velocidad y, unido a que no es recomendable impregnar con insecticidas nuestros apreciados cogollos, puede convertirse en un gran problema, por eso la mejor forma de actuar para la prevención de estas plagas es usar preventivos en el crecimiento y la primera fase de floración, además de estar pendiente de la aparición de estos indeseables bichos revisando periodicamente, observando el envés de las hojas que es donde suelen concentrarse la mayoría de plagas de este tipo.

- HONGOS

También hay que tener cuidado con los indesables hongos... oidio, fusarium, brotitis..... son algunos de los patógenos fúngicos que pueden acabar con nuestras esperanzas de cosecha muy rápidamente. Es recomendable el uso de preventivos o fungicidas para evitarlos, aunque como en el caso de los insecticidas, es mejor aplicarlos en crecimiento o por lo menos hacerlo con las medidas de seguridad que nos indique el fabricante.

Cuando se va acabando el verano y se acerca el otoño, las temperaturas nocturnas comienzan a ser más bajas mientras que las diurnas se mantienen creando una diferencia térmica entre el día y la noche más acusada que, unida a un aumento de la humedad, resulta ser ideal para el desarrollo de estos hongos. Deberemos tener especial cuidado con el oidio, que es fácilmente detectable produciendo un polvo blanco o grisaceo, parecido a la ceniza, en la hojas. En zonas más humedas mucho cuidado con la brotitis, creando moho y pudriendo nuestros cogollos. Hay que tener cuidado con estos hongos porque son peligrosos para nuestra salud si consumimos marihuana contaminada con alguno de estos hongos. Si por el motivo que sea estamos bajos de defensas inmunológicas y consumimos cannabis infectado podemos convertir un pequeño catarro en una gran infección respiratoria o una neumonía grave.

Las esporas de oidio sobreviven a grandes temperaturas, superiores a la combustión creada al fumar, y si inhalamos una gran cantidad de esporas, estas se pueden desarrollar en nuestras vías respiratorias creandonos un gran problema de salud.

- ORUGAS

Otra forma de aparición de brotitis es por los gusanos o orugas de las mariposas que sobrevuelan nuestras plantas y si no hemos sido precavidos y hemos aplicado algún preventivo es posible que hayan depositado sus huevos en las hojas o tallos, de los cuales nacerán larvas que se alimentarán de las hojas y con los cogollos ya formados, se introducen en su interior buscando cobijo, empezando a deborarlos, extrayendo la savia de la que se alimentan y fomentando la aparición de este hongo que empieza ha expandirse de dentro hacia fuera del cogollo y para cuando lo detectamos es ya tarde, pudriendolo sin remedio. Una forma eficaz de combatir este problema es aplicar Bacillus Thuringiensis.

- LAVADO DE RAICES

Conforme se este acercando la cosecha, a falta de unos 10 o 15 días, es epoca de hacer un buen lavado de raíces para deshacernos de los nutrientes y sales acumuladas en el sustrato por medio del drenaje, obligando a la planta a alimentarse de las reservas acumuladas en las hojas y obteniendo mejor calidad organoléptica en nuestra marihuana.

El lavado de raíces consiste en en regar con abundante agua, lo ideal es usar el triple de agua que la capacidad del volumen del tiesto, dejando que el agua se vaya por el drenaje, arrastrando todos los nutrientes. El agua es un bien escaso en algunos sitios, no conviene desperdiciarla y si las macetas son muy grandes o hay un gran numero de plantas es posible que se necesiten muchísimos litros de agua, para evitar esto existen productos que eliminan las sales con un consumo de agua bastante bajo. 

https://www.coreseeds.com/uploads/fotos/banner-gorilla-core.jpg

- EL MEJOR MOMENTO PARA COSECHAR

 Si estamos haciendo el lavado de raíces es porque el momento de la cosecha esta muy cercano y debemos decidir cuando cosechar. El momento óptimo de cosecha se intenta que sea con la máxima concentración de THC, para lo que debemos observar los tricomas, las glandulas brillantes que recubren todos los cogollos, inicialmente son blancos traslúcidos, luego pasan a un tono lechoso y acaban siendo de color ámbar, dependiendo de los gustos de cada uno se recoge antes o despues, para nosotros el momento óptimo es cuando la mayoría de estos tricomas están de color lechoso y unos pocos empiezan a ponerse ámbar. Hay que tener encuenta que la planta no acaba su maduración en cuanto la cortas, sino que lo sigue haciendo mientras está secandose, y si cosechamos cuando todos los tricomas estén ámbar seguramente se pasarán de maduración mientras se está secando.

Esto solo lo podemos saber con el uso de una lupa microscópica de entre 30 y 60 aumentos, son baratas y muy útiles para determinar el mejor momento para nuestra cosecha.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia. Si sigues navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies.

Aceptar