Core Seeds

La hoja de marihuana, todo lo que hay que saber.

Publicado el 20 de Mayo del 2021

0

La hoja de marihuana, todo lo que hay que saber. Descúbrelo aquí.
Photo by Benjamin Brunner on Unsplash Photo by Benjamin Brunner on Unsplash

La hoja de marihuana, todo un símbolo conocido a lo largo y ancho del planeta. Aunque alguien nunca haya visto una planta de maría en vivo, reconocen su hoja perfectamente. Cuando alguien piensa en el cannabis, de manera inconsciente se visualiza la silueta de su hoja.

Es conocida tanto por consumidores como no consumidores, da igual si se es hombre o mujer, niños o abuelos, en países más desarrollados y en vías de desarrollo, en todo tipo de culturas y clases sociales, desde el agricultor más humilde hasta el empresario más acaudalado.

Podemos encontrar rastros en el arte moderno y el milenario. Esto es un claro indicio de como ha influenciado, tanto a las sociedades antiguas como a las actuales.

Con una figura bonita, sinuosa, atractivo y mística al mismo tiempo, es una de las hojas más conocidas del reino natural, no es atrevido decir que la más conocida.

Funciones de la hoja de marihuana


Las hojas de la marihuana son un órgano fundamental e indispensable para los procesos biológicos de las plantas. Sin ellas la vida no sería posible. Por este motivo no es recomendable quitarlas como piensan erróneamente algunos cultivadores.

Las plantas respiran a través de sus hojas, concretamente a través de los estomas que son pequeños orificios diminutos ubicados en la parte inferior. Estos se abren y se cierran para permitir la entrada y salida de aire y el agua.

En la respiración entra oxígeno a través de los estomas, sale dióxido de carbono y se produce durante la noche. De ahí que no sea bueno tener plantas donde dormimos, en lugares cerrados.

En las hojas se produce la fotosíntesis, que como todos aprendimos en el colegio y la mayoría hemos olvidado, es el proceso por el cual las plantas transforman la materia inorgánica en orgánica. O, dicho de otra manera, el proceso por el cual las plantas elaboran sus propios alimentos con la ayuda de la clorofila y la luz solar, o la luz artificial en el caso de los cultivos indoor.

Se produce durante el día y es el proceso inverso a la respiración. Se absorbe dióxido de carbono y se expulsa oxígeno y agua.

Las hojas también son capaces de absorber alimentos mediante permeabilización, proceso conocido como nutrición foliar. Por este motivo a veces es posible pulverizar los nutrientes diluidos en agua.

Fuente de información 


Las hojas pueden cambiar de forma, textura y tonalidad en función del estado de salud en el que se encuentren las plantas. Por ello son una fuente de información muy valiosa.

Todo cultivador debería saber interpretar las señales que muestran las hojas de la marihuana. De esta manera podemos prevenir muchos problemas como excesos y faltas de riego, excesos de calor, quemaduras por sobrefertilización, carencias y plagas.

Con la observación de las hojas y unos conocimientos básicos seguro que tendremos éxito.

Cuando se trata las plagas los síntomas suelen ser más evidentes y más fácilmente identificables.

Partes de las hojas


Su estructura es muy similar a las del resto de hojas de otras plantas y sus partes son prácticamente las mismas:

Peciolo: Es un apéndice de la parte inferior a través del cual se unen el tallo y los foliolos.

Vaina: Es el ensanchamiento del peciolo que da cobijo a semillas en algunas plantas, pero no en el cannabis.

Raquis: Es el centro, eje o punto de partida de los foliolos o nervios

Limbo: Es la parte de mayor superficie de las hojas. La más plana y ancha. Normalmente la superficie verde que es lo que más se aprecia.

Foliolos: Son cada una de las partes individuales en las que puede estar dividido el limbo. Su hubiese un solo foliolo hablaríamos de una hoja simple. En el caso del cannabis sus hojas suelen tener 5 foliolos, aunque a veces podrían tener 7, 9, 11 e incluso cuando revergetan podríamos encontrar uno e incluso dos.

Nervios: Son las líneas o ramificaciones nerviosas internas que podemos apreciar en las hojas a modo de raspa o esqueleto. Cada foliolo tiene su propia ramificación. Son sistemas vasculares de comunicación que interconectan la hoja y el resto de la planta.

Haz: Es la cara de delante o superior

Envés: Es la cara de atrás o inferior. Tiene algunas diferencias claras con respecto al haz. Hay menos tricomas, el color es más oscuro y menos vivo, no suele tener estomas y la cutícula es de un grosor mayor

Tipos de hojas según su forma


Existen 3 tipos de hojas bien diferenciados que coinciden con las 3 especies de marihuana existentes. Hay diferencias morfológicas evidentes que te explicamos a continuación.

Hojas Sativas


Las hojas de las sativas son largas y delgadas, espigadas y estrechas con de forma similar a las de los dedos

Hojas Indicas

Las índicas son plantas de hojas anchas y grandes, de mayor peso y tamaño que las sativas. Son bastante más anchas y cortas y sus bordes son menos puntiagudos.

Hojas Rudelaris

Esta es una especie silvestre muy condicionada por los factores climáticos. Las rudelaris son la base de todas las plantas autoflorecientes que existen en el mercado. Estas hojas suelen ser bastante más pequeñas y muy abundantes.

Qué hacer con las hojas de marihuana

La hoja de maría es la gran desconocida para muchos cultivadores. Normalmente solo se suele dar importancia a los cogollos ya que estos son los que mayor concentración de cannabionoides tienen y los que se utilizan para fumar.

La hoja no tiene una concentración tan alta de tricomas como la flor, pero también posee cannabinoides, aunque en menor cantidad. Este ya es motivo suficiente para conservarlas, secarlas y darles algún uso de los muchos que tiene.

Antes de poder utilizar las hojas es recomendable secarlas.

Extracciones de resina


Podemos utilizar las hojas para realizar extracciones de resina mediante algunos de los diversos métodos que se conocen. De esta manera podemos aprovechar las partes sobrantes de nuestras plantas para elaborar hachís.

En los últimos tiempos se han puesto muy de moda las extracciones BHO mediante gas, pero para este tipo no son válidas todas las hojas. Solamente nos valdrían las que están más pegadas a los cogollos que son las que más concentración de cannabinoides tienen.

Cocina

Existen multitud de recetas cuyo ingrediente estrella es la marihuana. En la mayor parte de ellas podemos usar las hojas. La lista de recetas es interminable y todo queda en manos de tu imaginación ya que puedes transformar cualquier receta tradicional en un plato divertido que te hará pasar un buen rato.

Estas son algunas de las más populares: Brownie, bizcocho, mantequilla, galletas, pizzas y un largo etcétera.

Un aspecto a tener en cuenta es la dosis ya que el efecto es más potente y duradero al comer la marihuana que al fumarla.

En el caso de las hojas el efecto es bastante menos potente que cuando usamos cogollos ya que contienen menos THC. Principalmente nos inducen a la relajación, al sueño o incrementan el apetito.

Bebidas de marihuana


Las hojas también pueden ser utilizadas para la elaboración de bebidas. Una de las bebidas más conocidas y tradicionales es la infusión de marihuana, aunque no es la única.

Cosmética y Bálsamos


El cannabis tiene numerosas propiedades terapéuticas y se puede usar en diversas formulaciones que facilitan su aplicación como cremas, champús, aceites corporales, alcoholes para friegas, etc.

Muchos de estos ungüentos pueden ser elaborados por nosotros mismos a base de hojas.

¿Se pueden fumar las hojas de marihuana?

Poder se puede, pero no es muy habitual hacerlo. Se han fumado desde tiempos ancestrales, pero es verdad que en la actualidad apenas se hace.

Lo cierto es que por la mayoría de consumidores, su consumo se asocia con que produce dolor de cabeza, picor de garganta y mal sabor.

Hay quien dice que se pueden usar triturándolas y haciendo una mezcla con los cogollos para sustituir al tabaco, pero igualmente desvirtúa el sabor y aroma de los cogollos.

Otro inconveniente a tener en cuenta es que, en las hojas, sobre todo en las grandes, se acumulan más residuos de la fertilización que en los cogollos.

Nuestro consejo sería no fumarlas, pero, si andamos escasos de hierba, habrá gente que decida hacerlo.

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia. Si sigues navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies.

Aceptar