Core Seeds

La legalización de la marihuana en Canadá es celebrada por sus ciudadanos con largas colas en las puertas de los establecimientos autorizados para su venta legal.

Publicado el 19 de Octubre del 2018

0

Desde este pasado miércoles es posible comprar y consumir libremente marihuana en Canadá, ya sabemos algunos datos de como y en condiciones es posible comprar o consumir cannabis, conozcamos un poco como es la legalización en el país norteamericano.

Ian Power es el primer canadiense en comprar marihuana para uso recreacional de forma legal en su país.

"Estoy encantado. Me siento tan contento que no puedo dejar de sonreir". Estas son las primeras declaraciones del primer ciudadano que ha adquirido marihuana recreativa legal en su país. Ian recibió la marihuana de Bruce Linton, consejero delegado de Canopy Growth, una de las empresas autorizadas para la producción de cannabis.

Cada usuario puede comprar hasta un máximo de 30 gramos.

La marihuana solo pueden comprarla los mayores de 18 años, aunque en regiones como Quebec se plantean firjarlo en los 21 años.

Para los compradores, la ley canadiense fija en 30 gramos el máximo que es posible comprar por persona en cada adqusición.

En el domicilio está permitido tener un máximo de 150 gramos, independientemente del número de personas que lo habiten, y está permitido cultivar hasta cuatro plantas de marihuana.

En provincias como Quebec es posible consumir en espacios públicos, limitandolo a los espacios donde es posible fumar cigarrillos, pero en provincias como Terranova no es legal consumir en lugares públicos.

Los comercios de venta al detalle en algunas provincias son de compañías privadas y en otras se puede comprar en despachos públicos.

 En las distintas regiones de Canadá se han fijado ciclos sin consumo a trabajadores públicos como la policía, que abarcan desde los 28 días a en los que únicamente se requiere ir sobrios al trabajo.

No está autorizado fumar marihuana en restaurantes, bares, centros de trabajo, hospitales... ni está permitido llevar cannabis encima en guarderías o escuelas. Tampoco se puede fumar hierba en ciclovías o lugares deportivos como campos de fútbol.

Sí se puede fumar en casa, a no ser que en el contrato de alquiler se especifique lo contrario, y se da un plazo de 90 días despues de que la ley esté en vigor, a los propietarios para restringirlo a sus inquilinos.

No se puede conducir y consumir marihuana, si se comete la infracción se puede retirar el carnet de conducir hasta 90 días.

¿Cuanto cuesta un gramo de marihuana legal?

Desde el gobierno se recomienda un precio de venta de un gramo de marihuana de aproximadamente 10 dólares canadienses,( 6,7 euros), con este precio se intenta que la marihuana legal sea competitiva con el precio del mercado ilegal.

En este precio se incluyen dos impuestos, uno de 1 dólar por gramo, o del 1% del coste final de venta, se aplica el que sea más elevado, y el impuesto de cada provincia de venta de cualquier artículo, que está entre el 13 y el 15%.

El 75% de lo recaudado en impuestos va dirigido a las provincias, y el 25 % restante a la administración central.

En los establecimientos autorizados se puede adquirir marihuana seca, pero también fresca, aceites de marihuana y complementos. Los productos comestibles no son legales en algunas regiones como Quebec.

Para poder evitar la compra por medio de internet a menores, los clientes deben enseñar una identificación en la entrega y el pedido tiene que ser recogido en persona, no se pueden dejar en la puerta.

Todavía es reducido el número de locales de venta de marihuana legal.

Según dice Brad Poulos, experto en cannabis de la universidad de Ryerson en Toronto, " Es probable que los consumidores de cannabis recreativo en Canadá continuen con sus habituales fuentes de suministro hasta que el sistema legalizado se haya puesto al día" " Hoy habrá muchas celebraciones...y casi todas serán con cannabis ilegal".

Jean-Sébastien Fallu, técnico en adicciones en la universidad de Montreal, afirma que "La legalización del cannabis no significa que sea una sustancia inocua. Debemos insistir en ello. Hay varios productos legales, como el azúcar y el alcohol, que sabemos tiene consecuencias. Ahora bien, legalizar la marihuana es una medida positiva simplemente porque la prohibición ha sido peor".

No es una medida compartida por todos los estamentos internacionales.

Ya se han producido varias reacciones de estamentos internacionales relacionados con las políticas sobre drogas criticando la medida tomada por Canadá.

En un comunicado de La Oficina de Naciones Unidas para la Droga y el Crimen (UNDOC), se censuraba esta iniciativa canadiense, declarando que "esta decisión contraviene los postulados de las convenciones para el control de las drogas, y mina el marco legal internacional sobre el control de drogas". Y reprobó que, "dado el historial de Canadá en la lucha contra las drogas ilegales, debería haber actuado conforme a las directrices internacionales".

También desde El Panel Internacional de Control de Narcóticos (INCB), relacionado con la UNDOC, se insiste en la censura a la inciativa de Justin Trudeau, argumentando que Canadá "contribuye a debilitar el marco legal internacional para el control de drogas" y se incumple los tres convenios sobre drogas de la ONU. A lo que se une su preocupación por el "impacto en la salud pública, especialmente de los jovenes, que pueden tener estas decisiones políticas".

 En España tambien ha habido reacciones poco favorables a la medida.

Desde la FAD, Fundación de Ayuda a la Drogadicción, su vicepresidente Ignacio Calderón, desconfia del mensaje que esto pueda transmitir de que es una sustancia de poco riesgo, y que la posiciona al nivel del tabaco y el alcohol.

"Legalizar el uso recreativo es una barbaridad", concluye Calderón. ( Señor Calderón, lo que es una barbaridad son sus argumentos retrógrados y anticuados, evolucione, por favor). "Esto es como la OTAN, de entrada, no", alega Francisco Pascual, presidente de  Socidrogalcohol, que coincide y recalca que "tiene riesgos físicos y psíquicos".

Solo es otra muestra más del retraso de estas instituciones con la sociedad y sus demandas, con argumentos nada sólidos y desfasados en el tiempo, más propios de otra época, que muchos creíamos ya superada, pero siguen demostrandonos que no es así.

Y desde el Ministerio de Sanidad español aclaran que " una legalización de la marihuana recreativa no está en la agenda".

Pero la gente de RCN-NOK siguen trabajando y dandonos algunas alegrias.

Ayer, día 18 de octubre, un día despues de la celebrada legalización canadiense, en el Congreso español, el cannabis entró en la Cámara, con varias exposiciones de diferentes expertos en cannabis, como Michael Collins, director de la Oficina de Políticas de Drogas de Washington, que asegura que "el debate no es si habrá o no legalización, sino cuando y como será", donde algún partido político con representación apoyaba la iniciativa reguladora. Desde Podemos se anuncia que presentará una ley integral de legalización de la marihuana en 2019 y que no se negará a la tramitación de la ley Navarra que regularía el autocultivo y la sasociaciones cannábicas.  

 

 

 

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia. Si sigues navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies.

Aceptar