Core Seeds

La OMS pedirá a la ONU la reordenación de la marihuana en los registros sobre sustancias prohibidas.

Publicado el 31 de Agosto del 2018

0

En la convención sobre drogas de 1961 se introdujo a la marihuana en las categorías I y IV, limitadas a los estupefacientes más peligrosos, compartiendo categoría, entre otras sustancias, con la heroína por ejemplo, y no se le reconoce ningún beneficio terapéutico. El cannabis fue incluido en estos listados aunque no existe ninguna investigación de la OMS que ratifique ese nulo valor médicinal pese a que es una de las condiciones que constituyen los propios tratados. A su vez, al estar en estas listas, es lo que hace que la marihuana continúe prohibida en la mayoría de países del mundo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) se dispone a emitir una sugerencia a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) acerca de la posible reclasificación de la marihuana en los listados de sustancias prohibidas.

Es una de las conclusiones que se sacan desde el último Comite de Expertos sobre Dependencias a las Drogas, que depende de la OMS, que se celebró en Junio y, en esencia, utilizado para el análisis y estudio del cannabis.

Desde la Organización Mundial de la Salud ya se han elaborado anteriormente varios informes y estudios sobre el valor médico de la marihuana y la transcendencia de valoración radica en el poder de este comité para emitir sugerencias a las Naciones Unidas en materias de los controles internacionales pudiendo recomendar intensificar o aflojar dichos controles.

Los técnicos han destacado que uno de los elementos activos del cannabis, el CBD o cannabidiol, no tendría que ser incluido en las listas de sustancias prohibidas de las convenciones de control de drogas. Además advirtieron que activará un examen crítico de los informes científicos sobre la planta de la marihuana, su resina, además de los otros muchos elementos del cannabis.

Esto, que en principio es una buena noticia para los que defendemos la legalidad de esta planta.

 En realidad muestra el retraso que llevan estas organizaciones, tan influyentes en los legisladores de la mayoría de países, sobre las percepciones de los ciudadanos sobre las sustancias y lo anticuadas que están, dando la sensación de una lentitud extrema a las demandas sociales para lo que están constituidas, porque está más que demostrado el altísimo potencial terapéutico de la marihuana y de sus cannabinoides, como el CBD, el cual no se encuentra en ninguna lista de sustancias prohibidas, el cannabinoide prohibido es el THC y también en alguna de las listas aparece la flor de planta hembra del cannabis, porque es donde se concentra el THC, pero también el CBD, que no ha sido inconveniente para el desarrollo de variedades con usos legales, con bajo contenido en THC para uso industrial, sin limitar también la concentración de CBD, dando lugar en los últimos años a infinidad de productos elaborados a base de este principio activo, el CBD, para el uso en la cosmética o para la elaboración de muchos productos con fines terapéuticos, como aceites o balsamos para el alivio de diferentes dolencias, que inundan los comercios dedicados a esta planta.

En las últimas decadas, más de una veitena de estados aproximadamente, ya han elaborado diferentes leyes para facilitar a sus ciudadanos el acceso al cannabis medicinal y sus derivados.

Por poner un ejemplo, Canadá, que legalizó el cannabis medicinal y sus derivados en 2001, hace ya 17 años, y antes de que acabe el año habrá legalizado también el cannabis lúdico o recreativo, convirtiendose en el segundo país del mundo en hacerlo. Estos hechos ponen en evidencia a estas organizaciones mundiales que no siguen el ritmo de la evolución, las demandas y necesidades de la sociedad, sin darse cuenta que el mundo en el que vivimos hoy no es ni parecido al de los años 60, cuando se crearon estas listas de sustancias prohibidas, sobre todo en materias de comunicación e información donde las nuevas tecnologías nos proporcionan acceso inmediato a la información.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia. Si sigues navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies.

Aceptar