Core Seeds

La temperatura en el cultivo de cannabis, su control y sus niveles ideales.

Publicado el 15 de Enero del 2021

0

La temperatura en el cultivo de cannabis, control y niveles ideales.

Uno de factores que todo buen cultivador tiene que dominar es la temperatura del cultivo de marihuana. Conseguir la cantidad precisa de grados que necesita un cultivo es un conocimiento que se adquiere con la experiencia.


Porque es importante el control de la temperatura


Las plantas son autosuficientes en muchos aspectos, como la asimilación de nutrientes por ejemplo. Pero, a diferencia que los animales, las plantas no tienen la capacidad de generar su propio calor, por lo que dependen totalmente de su entorno para poder conseguirlo. Al hablar de la temperatura, las plantas se encuentran a merced de las condiciones climáticas.


Una temperatura baja puede hacer que nuestras plantas se estanquen en su crecimiento o floración.

Mientras que una temperatura alta, hará que la planta dedique más energía a no marchitarse y morir deshidratada que a crecer o florecer de forma adecuada.

Si bien es difícil que una planta muera por una temperatura elevada en la naturaleza, a no ser que se trate de una planta muy joven, sí que puede detener su crecimiento y el desarrollo de cogollos. También, un exceso de calor afecta directamente a las propiedades organolépticas causando un empeoramiento del sabor y el aroma. Además afecta también a los cannabinoides, ya que pueden vaporizarse con el calor.

Conseguir la máxima calidad de nuestra cosecha es motivo más que suficiente para preocuparse por la temperatura del cultivo y se debe observar y controlar continuamente para que se mantenga en los parámetros necesarios.


Problemas asociados por temperaturas bajas y altas


Si las plantas no tienen una temperatura apropiada, pueden surgir muchos problemas.

Por encima de los 28 grados la respiración de las plantas es peor y la planta empieza a consumir sus propias sustancias de reserva, pudiendo llegar a consumir todo el agua de las raíces de la planta y produciéndose una marchitez temporal, o incluso su muerte.

También afecta al proceso de fotosintesis cuando no es correcta la temperatura. La temperatura ideal para realizar este proceso de toma de energías para las plantas se encuentra entre los 15ºC y los 30ºC. Aunque la planta sea capaz de conseguir energía independientemente de la temperatura, el transporte energético no es tan eficiente.

El azúcar, la fuente de energía de las plantas, no se transporta de forma adecuada cuando la temperatura es inferior a 20º, y si es muy inferior a esta temperatura, dará comienzo un bloqueo de nutrientes y la planta sufrirá. Si esto pasa con plantas desarrolladas y durante pocos días, el ajuste de la temperatura activará el flujo de nutrientes.

Pero, si esto sucede en una planta joven o se alarga mucho en el tiempo el atasco de nutrientes producido por una mala temperatura puede detener mucho su crecimiento y hará que nuestra cosecha sea inexistente o minúscula.

Pero el calor, además, puede provocar otra serie de síntomas que afectan al correcto desarrollo de la marihuana como la aparición de ácaros, podredumbre en raíces, marchitez, demasiado estiramiento a lo alto, etc.
También se puede ver que con temperaturas cercanas a los 10 grados la planta crece muy lentamente, y si las temperaturas rondan los 0 grados suelen marchitarse y morir.

Por todo ello el factor temperatura en el cultivo de interior hay que tenerlo en cuenta y mantener dentro de los parámetros recomendadas.

¿Cuál es la temperatura ideal para la marihuana?


La horquilla normal la situamos entre 18 y 25º de mínimas y máximas. Por la noche lo ideal es que la temperatura sea inferior a la temperatura que tenemos durante el día. Lo ideal serían unos 7 grados menos, así la temperatura nocturna ideal es de unos 18 grados y la diurna de 25º. Manteniendo estos parámetros conseguiremos favorecemos una buena respiración de las plantas y nos aseguraremos una cosecha excelente.

Cómo bajar la temperatura de nuestro cultivo


Para bajar la temperatura, la extracción es la encargada de quitar el exceso de calor del cultivo. Es muy importante a la hora de regular la temperatura del cultivo de marihuana. Disponer de un buen intractor y extractor adecuado a nuestras necesidades en el cultivo nos facilitará mucho el control del clima en el cultivo Y es que, en espacios cerrados, el aire caliente se acaba acumulando en la parte superior y el frío en la inferior, por lo que es bueno colocar cada aparato en base a su función.

También en casos más extremos deberemos recurrir a aparatos de aire acondicionado siendo muy útiles para reducir la temperatura.

Cómo subir la temperatura de nuestro cultivo

En espacios interiores, normalmente las lámparas producen bastante calor y no suele ser necesario más ayuda mientras están encendidas, en horario nocturno, si tenemos necesidad, nos podemos ayudar con calefactores pero siempre con termostato para tener el control y no excedernos.

Conclusión

En cultivos de interior y de exterior, las plantas son capaces de soportar temperaturas más elevadas y más frías también, pero que puedan soportarlas no significa que sea lo ideal para su cultivo.

Mantener en medida de lo posible estas temperaturas en nuestros cultivos, hará que nuestras plantas crezcan y florezcan mucho mejor. Obteniendo además, un olor y sabor más intenso, gracias a la conservación de los tricomas.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia. Si sigues navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies.

Aceptar