Core Seeds

Las mejores marihuanas del mundo.

Publicado el 09 de Octubre del 2018

0

 Kush, White Widow, Gorilla, Diesel, Girl Scout Cookies, Skunk......tan solo es una pequeña muestra de los nombres de las variedades de marihuana más conocidas en la actualidad. Es una gran suerte la gran cantidad de variedades disponibles para los consumidores o los cultivadores que hay, con distintos efectos y distintos sabores a los cuales podemos dar diferentes usos, pero también puede hacer que sea más complicado descubrir "la mejor marihuana del mundo" para cada uno. 

Vamos a intentar explicar el apasionante mundo de la genética cannábica y que nos pueden aportar las diferentes cepas de marihuana que encontrarás en el mercado.

 Elegir la variedad de marihuana perfecta para cada uno.

En este vigoroso mercado de cannabis en el que nos encontramos, con la gran cantidad de variedades de marihuana nuevas que surgen, puede ser algo abrumador, sobre todo para consumidores noveles o quien no esté acostumbrado a las diferentes vaiedades cannábicas.

 Uso Recreativo o medicinal.

Como consumidor, inicialmente se debe meditar que uso se le quiere dar, si se quiere consumir con una finalidad lúdica o recreativa, o el propósito es hacer un uso terapéutico.

Si se es un usuario terapéutico, el objetivo debería ser encontrar una variedad que al consumirla sea capaz de calmar de forma rápida los sintomas de la dolencia, teniendo en cuenta las propiedades únicas de cada variedad, por lo que más interesa es conocer los rasgos precisos de cannabinoides que concentra cada variedad de cannabis.

Los cannabinoides son los elementos activos que se localizan en las flores femeninas del cannabis.

Se conocen más de 100 cannabinoides y una vez se consume interactuan con nuestro sistema endocannabinoide produciendo un gran abanico de efectos y sensaciones.

Los dos cannabinoides más conocidos son el THC (tetrahidrocannabinol) al que se le atribuyen los efectos psicoactivos del cannabis, y el CBD (cannabidiol) con efectos terapéuticos y sin psicoactividad, pero hay muchos más con sus diferentes efectos y beneficios.

También se encuentran los terpenos, aceites aromáticos causantes del peculiar y único aroma de la marihuana, en la que hay una ámplia gama de terpenos, y como los cannabinoides producen una gran diversidad de efectos como la mejora del estado anímico, calmar el estrés o la relajación, entre muchos otros.

Si el uso que se le va a dar al cannabis es terapéutico, podriamos pensar que lo que necesitamos es únicamente CBD, pero está demostrado que como mejor funcionan los cannabinoides con nuestro sistema endocannábinoide es con la combinación de todos ellos.
El CDB junto con los otros componentes de la planta de cannabis, como otros cannabinoides, terpenos, aminoácidos, proteínas, azúcares, enzimas, ácidos grasos, ésteres y flavonoides entre otros, se muestra más eficaz que si se encontrara aislado. Esta combinación mejora notablemente los efectos del CBD, una sinergia entre cannabinoides conocida como efecto séquito o entourage. Por lo que es recomendable escoger variedades que concentren más CBD que THC, como por ejemplo Big Thai Ligth, que tiene un ratio THC/CBD de 1/2, con niveles del 10% de CBD y tan solo 5% de THC.

En cambio si nuestro objetivo de consumo es un uso recreativo será mejor elegir variedades con un porcentaje de THC mayor que de CBD, como Lollypop, que puede llegar a producir hasta un 19% de THC y tan solo un porcentaje inferior al 1% de CBD.

Otro factor a tener en cuenta para la elección de nuestra "mejor marihuana del mundo" es decidir entre índica o sativa.

Las plantas de cannabis se dividen en varias familias, las dos más conocidas son las índicas y las sativas, pero en la actualidad también es muy apreciada las rudelaris por sus cualidades autoflorecientes, únicas de esta familia de marihuana.

Las índicas más paqueñas y manejables para cualquier cultivador y con un efecto más sedante o calmante, relacionado con la relajación, el sueño, o la desconexion despues de un largo día de trabajo.

 Las sativas más grandes e incontrolables a la hora de su cultivo, con un efecto cerebral y activo, más relacionado con la creatividad o sociabilidad, ideales para reuniones con amigos o estar activo y seguir siendo productivo.

Las rudelaris, con su atributo autofloreciente, por si solas no tienen más cualidad que esa, pero siendo cruzada con índicas o sativas dan híbridos con el potencial de índica o sativa y la cualidad autofloreciente.

Los híbridos son creados para reunir lo mejor de cada especie dando lugar a variedades muy apreciadas, como por ejemplo Girl Scout Coockies, con las ventajas de una índica ( rápida floración o estructaura más compacta por ejemplo) y los beneficios de una sativa ( efectos más energéticos y creativos). Hay híbridos con una combinación genética al 50%, y con dominacia índica o con dominacia sativa.

No todos somos iguales y el vínculo con la marihuana es diferente.

A algunos el cannabis les produce sensacion placentera o de relajación y a otros puede producir ansiedad o mareos, si no se tiene experiencia previa o se tiene una baja tolerancia en el consumo lúdico, la recomendación es buscar variedades con niveles más bajos de THC, conocidas como marihuana ligth, para evitar un colocon muy fuerte que no podamos controlar.

Otra cuestión a plantearse son los efectos que se buscan y la forma de consumo, si se quiere conseguir relax y desconexión del tiempo laboral seguramente serán conseguidos con una índica o con híbridos de dominancia índica.

Si lo que se busca es actividad y sociabilidad es recomendable la sativas o híbridos con dominio sativa.

Si se busca un efecto que combine la relajación con la estimulación cerebral lo mejor es un híbido 50% índica/sativa.

El sabor y los aromas del cannabis también son un factor a tener en cuenta a la hora de disfrutar con su consumo.

los terpenos son los responsables del sabor y olor diferente de cada variedad. Las clases y concentraciones de terpenos cambian de una variedad a otra dando lugar a olores y sabores muy diferentes entre sí. Con las técnicas actuales de selección y reproducción es posible hallar variedades con rasgos organolépticos muy concretos, a madera, terrosos, cítricos, frutales.....Si el aroma y el sabor son un aspecto valioso para ti escoje variedades que contengan esos matices aromáticos deseados, como Gorilla Core por ejemplo con aromas cítricos, terrosos y con sabor entre dulce y ácido, o Deep Blue con un marcado aroma dulce como a frutos del bosque.

Si además de consumir vas a cultivar cannabis.

Será necesario tener en cuenta los mismos argumentos que un consumidor, pero también considerar aspectos relacionados con su cultivo como si se va ha hacer en exterior o en interior, el espacio del que se dispone, tamaño de las plantas, tiempos de floración o el clima, entre otros.

Si ya hemos valorado todos estos aspectos y hemos decidido cuales se ajustan a nuestras necesidades, estaremos preparados para elegir nuestra "mejor marihuana del mundo".

 

 

 

 

 



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia. Si sigues navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies.

Aceptar