Core Seeds

El gobierno de Canadá niega los rumores, habrá suficiente marihuana para todos.

Publicado el 17 de Octubre del 2018

0

 

El pasado mes de septiembre, el presidente de Gobierno, Pedro Sanchez, estuvo de visita en Canadá donde pudo dialogar relajadamente con Justin Trudeau, su homólogo canadiense, en el Global Progressive Forum.

En rueda de prensa, le preguntaron al presidente español por una de las novedades locales, la legalización de la marihuana.

" Yo ahora no estoy en eso. Tengo ya suficientes problemas", fue la respuesta de Pedro Sanchez a la pregunta sobre si la legalización de la marihuana podría llegar a España como lo va hacer Canadá, donde dese el 17 de octubre es legal el consumo y la comercialización de marihuana para fines recreativos. También lo es, desde 2001, para uso medicinal.

Canadá aprobó esta norma que despenalizaba la marihuana el pasado verano.

Así se convierte en el primer país del G-20, grupo formado por los países más ricos del mundo, en legalizar la marihuana en todos sus ámbitos, y segundo en el mundo, despues de Uruguay.

El pensamiento del Gobierno Canadiense es, como dijo Trudeau, " Es demasiado fácil para nuestros jovenes conseguir marihuana y, encima, los criminales son los que se llevan los beneficios". 

Así que a aprtir de este miércoles cualquier canadiense podrá plantar hasta 4 plantas en su jardín o llevar sin ningún problema hasta 30g de cannabis.

Según un informe de la Universidad de Waterloo y el Instituto Howe, no habrá bastante cannabis legal para abastecer todo el mercado.

Se estima que que la demanda de cannabis legal se acercará a las 610 toneladas de marihuana y, con las licencias actuales, la producción solo llegará a 210 toneladas.

"No habrá suministros suficientes, sobre todo en los primeros meses tras la aprobación del consumo", exponen los expertos de los dos organismos autores del estudio.

Ante esta preocupación sobre el volumen de aprovisionamiento y suministro, el Gobierno de Canadá ha declarado que confia en que habrá suficiente cannabis para cubrir la demanda, mientras los comercios vayan abriendo.

El portavoz del ministerio de salud, Mathieu Filion asegura "estar bien posicionados" para abastecer la demanda inicial, ya hay 66 productores autorizados.

El principal problema está en los retrasos en las autorizaciones, en la lentitud de la obtención de estas licencias, por lo que los productores son conscientes de que no podrán cubrir esta demanda incial por esta lentitud. 

Canadá deseaba que la comercialización legal de marihuana estuviera en marcha para el verano pasado, pero tuvo que ser retrasada la fecha hasta este otoño para poder dar más tiempo a los productores para cultivar, cosechar, tratar el producto, envasar y mandar los productos elaborados a los distribuidores acreditados. 

Únicamente existe otro país que haya legalizado totalmente la marihuana, Uruguay.

En el primer año de legalización el 50% de la marihuana que se consume en el país sudamericano ya es legal, por lo que es fácil deducir que ya se le ha arrebatado el 50% del producto al mercado negro.

En Canadá, el profesor de la Universidad de Warterloo, David Hammond, experto en salud pública, manisfestó que "este es un experimento que muchos otros países están observando", y el exjefe de la Policía de Toronto y actual ministro de Seguridad Fronteriza, Bill Blair, también explicó que el razonamiento lógico tras la legalización de la marihuana es " mantener el cannabis fuera del alcance de jóvenes y los beneficios lejos de los criminales".

Según un estudio oficial, en 2017 4.9 millones de canadienses se gastaron 5700 millones de dólares canadienses en marihuana, al rededor de 3795 millones de euros, y la cifra en la compra de cannabis medicinal, que es legal desde 2001, solo supuso 570 millones de dolares, por lo que una de las primeras conclusiones positivas de esta "revolución verde" es puramente económica.

 Un modelo en que fijarse está en su país vecino EEUU.

 Desde que fuera aprobada en noviembre de 2012 la Enmienda 64 en el estado de Colorado, son ya 9 los estados que han aprobado esta medida respecto a la marihuana, y donde en el año 2016 esta floreciente industria del cannabis legal llegó a facturar 4.500 millones de dólares, cerca de 4.000 millones de euros, facturando más que colosos mundiales como Spotify.

Según un informe de BDS Analytics, el comercio legal de marihuana en los diferentes estados estadounidenses en los que está totalmente legalizada tributó en 2016 1000 millones de dólares, unos 850 millones de euros, en impuestos, y en 2017 aumentó la cifra hasta los 1400 millones de dólares, algo más de 1200 millones de euros. Un sector en el que ya hay unas 230.000 personas que trabajan de forma directa en la comercialización recreativa de marihuana y ya sobrepasa a sectores como los pasteleros o masajistas en EEUU.

Cannabis, una nueva industria y un mercado claramente al alza.

La legalización del cannabis a originado todo un  nuevo sector en la industria cannadiense que ya está generando muchos beneficios y las grandes compañías mundiales ya se están posicionando con grandes inversiones, como Heineken, que ya ha sacado al mercado legal estadounidense una bebida carbonatada con THC y CBD, Constellations Brands han hecho una gran inversión, más de 3300 millones de euros, en la empresa canadiense productora de cannabis Canopy Growht, o Coca Cola que ha reconocido que está observando la evolución de este nuevo mercado.

La legalización del cannabis en Canadá no solo beneficia a las grandes empresas, también deja su huella en sus habitantes.

 En la ciudad de Smiths Falls, cercana a Toronto y con unos 9000 habitantes, en 2009 cerró la productora de chocolate Heshey`s, desvaneciéndose su mayor fuente de empleo, dejando un panorama desalentador en la localidad. Ahora, en esa vieja fábrica de chocolate, se ha instalado Cannopy Growth para producir marihuana generando 800 empleos directos, revitalizando Smiths Falls incluso en el sector del turismo, ofreciendo visitas guiadas en su centro de cultivo de marihuana.

 Mientras todo esto sucede al otro lado del Atlántico aquí seguimos igual.

Y en España que?..... aquí seguimos igual, con una clase política que demuestra ser retrógrada, anticuada, sin vista hacia el futuro, y siguen las multas, sigue la persecución al autocultivo y a las asociaciones, sigue la indefensión de los consumidores o cultivadores, no ha cambiado nada.

 Vemos como este movimiento legalizador en América está avanzando muy rápidamente y ya se ve como algo imparable. Tambien lo vemos con algo de envidia, de que todos esos beneficios económicos y sociales, que ya se ven desde el primer día de legalización, los podíamos tener aquí, pero mientras tanto el presidente del Gobierno, Pedro Sanchez, dice: " Yo ahora no estoy en eso. Tengo ya suficientes problemas".

Pero tendrá que "estar en eso", pues ya tiene un debate sobre la marihuana programado en el Congreso de los Diputados, al cual solo le falta poner fecha, y deberá posicionarse, el, su partido, y todos los demás partidos con representación en la Cámara, y esperemos que no lo vean como un problema más al cual no tienen el valor de hacer frente, sino como una oprtunidad de solución a un problema que afecta injustamente a muchos usuarios de esta planta y proporcionaría muchos beneficios sociales y económicos.

 

 

 

 

 

 

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia. Si sigues navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies.

Aceptar