Core Seeds

Los e-líquidos con cannabinoides se afianzan como una alternativa de uso más saludable.

Publicado el 02 de Agosto del 2018

0

Los E-Líquidos con cannabinoides, una alternativa de consumo muy asentada
E-líquido con cannabinoides para vapear.

Los e-líquidos con cannabinoides se han popularizando entre todos los consumidores que buscan disfrutar de las cualidades del cannabis sin tener los pejuicios creados por el acto de fumar, de la combustión, donde se ha extendido, sobre todo entre los usuarios de cannabis medicinal y se implanta como una de las formas más seguras de consumo de cannabinoides. Da igual si lo que quieres es un gran "colocón" o simplemente desconectar y relajarse despues de un largo día, o por aspectos terapéuticos, estos e-líquidos actuarán perfectamente y además evitarán daños a las vias respiratorias, porque en la vaporización no hay combustión, que es lo realmente nocivo para la salud.

El uso de cannabis siempre está progresando.

Siempre en constante evolución, investigando muchas veces cualquier otra forma de uso más beneficiosa para nuestra salud o nuestro organismo y disfrutar de todas sus cualidades, ya sean recreativas o medicinales, lo más saludablemente posible. En este continuo cambio y evolución, con la tecnología como aliada, los cannabinoides se han topado con unos grandes socios, los e-líquidos y los cigarros electrónicos o vapeadores para poder utilizarlos.

  Es posible elaborar los e-líquidos tanto con THC o con CBD

Pero son estos últimos los que se han expandido a gran velocidad, gracias a no ser un cannabinoide prohibido como el THC. Si queremos consumir e-líquidos con THC, al ser una sustancia ilegal su distribución en la gran mayoría de países del mundo, tendremos que elaborarlo nosotros mismos, y si los queremos con CBD si que es posible adquirirlos ya preparados con diferentes concentraciones en cualquier tienda especializada.

El CBD o cannabidiol es un cannabinoide no psicoactivo.

 Se encuentra en el cannabis en altas concentraciones, ya empieza a adelantar al THC como el principio activo de la marihuana con más interes entre los usuarios de cannabis medicinal y los profesionales en medicina. Se unen a los ya muchos productos de complementos alimenticios de CBD en este momento de búsqueda en descubrir el métodos más eficientes, sanos y provechosos de consumo de cannabidiol.

El vapear o vaporizar estos e-líquidos con CBD tiene diversas ventajas.

 Aunque la gran variedad de atributos terapéuticos están todavía en periodo de ensayos, cada vez son mayores las evidencias científicas y muchos los ejemplos que justifican que los efectos anticonvulsivos, antiinflamatorios y ansioílticos entre muchos otros del CBD, son fiables eficientes y muy útiles en una amplia gama de tratamientos para distintas dolencias en humanos.

Como el CBD no es psicoactivo todas sus grandes propiedades se obtienen sin el efecto psicotrópico del THC que para algunos usuarios es el factor de rechazo para tratarse con algún tipo de extración de cannabis y como se vaporizan desaparece el otro elemento de rechazo más común, que es el tener que fumar cannabis para beneficiarse de las características del CBD.

E-líquidos es el nombre genérico.

 Nombre que se le dan a un extenso abanico de fluidos levemente distintos con un elemento común, que se puede vaporizar e inhalar empleando un cigarro electrónico, o e-CIGS, que se presentan como alternativa a fumar tabaco.

Los e-líquidos están compuestos por una base de propilenglicol (PG) y glicerina vegetal (VG), al que se le agregan diferentes ingredientes según los gustos de cada uno, como aromas, nicotina, o en nuestro caso, cannabidiol.

El PG y la VG son líquidos transparentes, algo viscosos, inodoros, con un leve sabor dulce en el que se disuelven fácilmente distitas sustancias, como en este caso los cananbinoides y que al calentarse  produce un vapor que se puede inhalar como portador de las demás sustancias disueltas en el líquido.

Un modo eficaz de administrar los cannabinoides se considera por vía intrapulmonar

Porque tiene un rápido comienzo de actuación y una alta biodisponibilidad sistémica. La vaporización es un método seguro de administrar cannabinides por vía intrapulmonar porque evita los riesgos derivados de fumar y la creación de compuestos tóxicos por la combustión, para entendernos, si se ingieren por vía oral cannabinoides su acción es más lenta y no siempre actuan, inyectado es aventurado y arriesgado por su peligrosidad y su poca eficacia. Así que vaporizarlo es la mejor opción, la que se presenta como la posible nueva ola en consumo de marihuana, recomendable para el uso lúdico, y mucho más para el uso terapéutico o medicinal de cannabinoides.

 

 

 

 

 

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia. Si sigues navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies.

Aceptar