Core Seeds

¿ Que agua le gusta más a mis plantas? ¿ dura o blanda?

Publicado el 06 de Agosto del 2018

0

Mapa de la dureza del agua en España.

El control de la calidad del agua puede ser la diferencia entre el éxito o el fracaso de nuestro jardín y muchas veces marca la diferencia entre un cultivador novato o uno veterano.

Se denomina dureza del agua a la concentración de compuestos minerales que hay en una determinada cantidad de agua, en concreto sales de calcio (CA) y magnesio (MG). El agua denominada comunmente como dura tiene una elevada concentración de estas sales y el agua blanda las concentra en poca cantidad.

Y es que es un factor muy importante para la capacidad de absorción de nutrientes y para el buen desarrollo de las plantas. Dependiendo de la calidad del agua de la que dispongamos deberemos tomar una serie de medidas.

La unidad de medida de la dureza del agua más utilizada son los grados hidrométricos franceses (º H F), pero para nuestro objetivo,

la salud de nuestras plantas, la forma más común y más práctica de medirlo es en milisiemens por centímetro cuadrado ( mS/cm2) que lo podemos medir fácilmente con un medidor de electroconductividad o EC, que al introducir la sonda del medidor en el agua, nos dará un valor en mS o milisiemens.

Se le llama agua dura al agua con una concentración de CA y MG que está por encima de 0.5 mS y una agua blanda cuando concentra por debajo de 0.3mS.

También se puede hacer una busqueda en la red donde no será dificil averiguar el valor de la dureza del agua en nuestra zona.

Para las plantas, un exceso de cualquiera de estas sales puede ser muy nocivo, impedirá la absorción de otros nutrientes esenciales, aderiendose a las raíces y bloqueando la absorción de nutrientes.

La dureza ideal para nuestras plantas de cannabis se toma como referencia un valor de electroconductividad de entre 0.2 mS y 0.4 mS, siendo la más óptima 0.4mS, sin ningún abono o aditivo añadido, es una concentración de CA y MG perfecta para poder aportar los nutrientres necesarios sin riesgo de excesos o carencias.

Si se dispone de agua dura la mejor opción de salubridad de nuestras plantas es hacerse con un filtro de osmosis, estos filtros separan el agua de cualquier partícula que contenga. Nos proporcionara un agua con 0 mS, sin sales, por lo que deberemos compensarlo de alguna forma para llegar al punto ideal de sales en nuestra agua, se puede añadir un complemento de CA y MG que lo ajuste a las necesidades de las plantas o también se puede compensar la falta de estas sales mezclando el agua osmotizada con agua del grifo o agua no osmotizada, una proporción de mezcla de aguas bastante habitual es 80% de agua osmotizada con un 20% de agua del grifo, pero en cualquiera de las dos opciones, para estar completamente seguros, es recomendable usar un medidor de EC para conseguir dejar el agua a utilizar en un valor de 0.4mS que es el punto óptimo de calidad en nuestra agua.

 

Si al contrario se dispone de agua blanda, podemos considerarnos afortunados, en el mejor de los casos no tendremos que corregir nada para que nuestra agua sea óptima, y si es muy blanda, por debajo de 0.4 mS, con añadir algún aditivo con calcio y magnesio, controlando la cantidad necesaria con el medidor de EC hasta llegar a ese valor, será muy fácil corregirlo.

En resumen, si el agua a utilizar es blanda seguramente no será necesario hacer nada para poder utilizarla, si es muy blanda, con añadir algún complemento de calcio y magnesio y con la ayuda de medidor de EC nos resultará bastante fácil corregirlo, y si el agua a utilizar es dura o muy dura deberemos rebajar esa concentración de sales con agua desmineralizada o con la ayuda de un filtro de osmosis.

 La calidad del agua es un factor muy importante y atener encuenta, se suele decir que la planta de marihuana es muy agradecida y recompensará todo el esfuerzo y cuidados que le dediquemos con una buena cosecha.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia. Si sigues navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies.

Aceptar