Core Seeds

Técnicas de cultivo de marihuana en interior, ¿hidro o tierra?.

Publicado el 14 de Noviembre del 2018

0

El cultivo de marihuana es relativamente sencillo, de fácil aprendizaje, pero cuanto más nos adentramos en el, más nos damos cuenta de que es un arte no tan sencillo de dominar. Una de las claves del éxito de cualquier cultivo, es el control del medio de cultivo que se utilice, siendo algo primordial en el correcto desarrollo de las plantas.

Básicamente, los medios más utilizados por los cultivadores de marihuana son la tierra o los sistemas hidropónicos, cada cual con sus virtudes y sus inconvenientes.

Como elegir el medio de cultivo que más se adapte a nuestras necesidades o nuestras cualidades como cultivador es algo de suma importancia, por eso desgranamos las ventajas y desventajas de cada técnica y despues que cada cual decida cual es la técnica que más le conviene o mejor se adapta a sus posibilidades. 

 Cuales son las ventajas y los inconvenientes del cultivo de cannabis en tierra?.

El cultivo en tierra es la manera más lógica y corriente de hacerlo, la forma más natural, como lo hace la naturaleza. También es la forma más tolerante y que más margen de error proporciona al cultivador, los posibles errores comentidos, por inesperiencia o posible dejadez, serán menos agresivos para nuestras plantas.

El cultivo en tierra consiste en que las raíces de la marihuana estén por debajo de la tierra, proporcionando los nutrientes necesarios, haciendo de sujección para la planta y de protección para el sistema radicular.

Una de las principales Virtudes del cultivo en tierra es que es la manera más natural de conseguir cannabis, sobre todo si se utiliza nutrición orgánica.

Es una técnica de cultivo muy sencilla, sin duda la mejor elección para principiantes o cultivadores que no deseén complicarse la vida con el cultivo.

Una de las afirmaciones más reiteradas por los cultivadores es que la marihuana cultivada en tierra desarrolla mejores cualidades organolépticas, mejor sabor y olor que otras técnicas de cultivo.

En cuestiones de cultivo como el control del PH, la tierra hace de amortiguador en el mantenimiento del PH adecuado por lo que es más complicado dañar el cannabis, y también tiene más tolerancia al abonado, si un día no hemos abonado las plantas lo notarán menos que en otras técnicas de cultivo y si hemos añadido demasiado abono, con un lavado radicular adecuado y dejando que el sobrante de agua se vaya por el drenaje lo solucionaremos con relativa facilidad.

 Los inconvenientes de cultivar marihuana en tierra respecto a otra técnicas son varios:

Si no se tiene un drenaje adecuado y se produce encharcamiento, es muy perjudicial para las raíces, porque demasiada cantidad de agua en el suelo reduce la cantidad de oxígeno en la tierra ahogando las raíces. Tambíen puede causar acumulación de sales que impedirá la absorción de nutrientes mermando la salud se nuestras plantas, por eso es algo muy importante disponer de un drenaje que nos garantice deshacernos del agua sobrante.

La tierra puede incrementar el peligro de enfermedades o ataques de parásitos del cannabis. Además las plantas tardan más tiempo en mostrar sintomas de algún problema y la recuperación puede ser más lenta.

Otro inconveniente es que suele ser la forma de cultivo más lenta y también pueden ser menos productiva, comparandolo con otras técnicas de cultivo de marihuana más avanzadas.

Y las ventajas o incovenientes de la hidroponía?

En el cultivo en hidroponía el agua es el medio principal. Las raíces pueden estar asentadas en un medio inerte, como lana de roca o arlita, incluso suspendidas en el aire dentro de un recipiente oscuro, con la solución nutritiva a base de agua se alimentan y se desarrollan, algo que brinda muchas ventajas al cultivador, como el control de lo que aportamos y en que cantidad a nuestras marihuanas, pero con algunos incovenientes.

  Entre las virtudes de la hidroponía, la principal está en el control que podemos ejercer sobre la alimentación y el control del PH del agua.

Así podemos darle los valores má adecuados de nutrición y de PH con los que conseguiremos la máxima absorción de nutrientes sin dañar las raíces para cada fase de desarrollo de las plantas de cannabis, dando como resultado un crecimiento más rápido y una floración más abundante.

La eficiencia del cultivo es mucho mayor con la hidroponía, el aprovechamiento del agua y los nutrientes es total, no se desecha nada.

Al ser un sustrato inerte, el riesgo de patógenos provenientes de la tierra es nulo, teniendo menos probabilidad de necesitar el uso de plaguicidas.

Se puede adapatar con facilidad a las exigencias particulares de una variedad en concreto, una gran ventaja para el cultivador experto.

Entre los inconvenientes, el principal es la dificultad, el cultivo de marihuana en hidroponía necesita de un control exacto y minucioso de los parámentros necesarios.

Si no se presta atención constante o se tiene un descuido, cualquier error la planta lo sufrirá enormemente y se pagará caro.

El control del PH y la electroconductividad del agua a de ser muy precisa, exacta.

 La nutrición es aplicada con suplementos que añadimos al agua. Es muy dificil cultivar hidroponía de forma orgánica, aunque no imposible si se elabora algún tipo de té o infusión de compost.

Los sistemas hidropónicos suelen necesitar de una buena inversión incial.

Si no se mantiene el agua de manera óptima existe el riesgo de enfermedades relacionadas con el agua en mal estado o estancada. 

Las dos técnicas tienen sus virtudes y sus inconvenientes, cual elegir depende de los fines que se quieran conseguir.

Si se desea una marihuana natural u orgánica, prefieres el deshaogo de no tener que estar constantemente pendiente de las plantas, piensas que la hierba cultivada en tierra te sabe mejor, o simplemente no confías en tu destreza como cultivador, la mejor opción será la tierra.

En cambio si quieres el control total, quieres dedicarle el tiempo que sea necesario, confías plenamente en tu destreza como cultivador o quieres conseguir el máximo rendimiento con la máxima rapidez, la mejor opción será el cultivo hidropónico de marihuana.

De todas maneras , la respuesta correcta a la pregunta ¿ hidro o tierra?, será saber elegir la forma de cultivo de tus semillas de marihuana favoritas, que más se adapte a tus necesidades y tus posibilidades.

 

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia. Si sigues navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies.

Aceptar