Core Seeds

THC y CBD dos cannabinoides diferentes.

Publicado el 17 de Julio del 2018

0

Dibujo en una pizarra de las moléculas de THC y CBD.

 En una flor de cannabis se concentran más de 100 cannabinoides, al menos 113 hay identificados en la actualidad, siendo los más populares el tetrahidrocannabinol, o como es más conocido por sus siglas, THC, muy célebre por su efecto psicoactivo, y el cannabidiol, o CBD, que en la actualidad está muy de moda por su gran potencial para uso terapéutico.

Los cannabinoides se concentran en los tricomas, glándulas brillantes y minúsculas que se concentran sobre todo en las flores femeninas.

El TCH y el CDB tienen en común que son cannabinoides que operan sobre el sistema endocannabinoide, que viene a ser una sinergia entre cuerpo y cerebro, como un sistema de comunicación entre células y que poseen todos los mamíferos, incluidos nosotros los humanos, poniéndose en marcha de forma natural para crear homeostasis, que es el equilibrio de un medio interno, como nuestro cuerpo, pero que también puede ser activado por fitocannabinoides, cannabinoides de origen vegetal, como los que se concentran en las diferentes variedades de cannabis. Estos cannabinoides vegetales originan efectos distintos a los que se crean de forma natural en nuestro organismo. Los principales receptores del sistema endocannabinoide son el CB-1 y el CB-2, que se encuentran en sistema nervioso central y el inmunológico.

El THC es el ingediente psicoactivo del cannabis.

 Se asocia con estos dos receptores en el cerebro humano. El CB-1 interviene en el placer, el hambre, la memoria y la concentración, por otro lado el CB-2 alivia la percepción del dolor, y juega un papel en las homeostasis o equilibrio, en algunas zonas del organismo, como por ejemplo el riñón o el hígado.

También, el THC es el ingrediente que causa, despues deconsumirlo, que te entren ganas voraces de comer y de encaminarte al sofá o a la cama. Aumenta el hambre y la percepción placentera de comer, además de producir sensación de sueño, siendo estos efectos los que hacen que pueda utilizarse para tratamientos contra el insomnio y la perdida de apetito.

 Además es el THC el que influye en la memoria a corto plazo, por eso es frecuente tener esa sensación de olvido momentaneo y pensar "¿que estaba haciendo? o ¿que estaba diciendo?".

El THC es también el componente prohibido y perseguido de la marihuana y las variedades con más concentración de este cannabinoide son las más apreciadas para uso lúdico.

Por otro lado, el CBD es el elemento más apreciado para uso terapéutico.

Tiene cualidades medicinales más apreciadas que las del THC y no es psicoactivo, por lo que es apropiado para cualquier paciente. Con potencial antiinflamatorio es muy utilizado en dolencias como artritis o reuma, reduce los espasmos musculares y también es apreciado como ansiolítico y antipsicótico, con investigaciones que respaldan su uso para tratar la esquizofrenia por ejemplo.

El CBD, interactúa con receptores como el GPR55 o el 5-HT1A, y aunque no sea psicoactivo, colabora con el THC para moldear el efecto del cannabis. De hecho, neutraliza y compensa en varias formas a los efectos del THC, por lo que su concentración es fundamental para definir el efecto que provoca la marihuana. El CBD reduce la sensación de ansiedad que causa característicamente el THC, y tiene propiedades antipsicóticas que ondulan los efectos más fuertes del colocón.

El THC y EL CBD tienen papeles importantes y se complementan perfectamente el uno al otro.

Ajustandose recíprocamente, y dependiendo del uso que se quiera, se elegirán variedades con más concentración de uno o otro componente, si se desea paliar alguna dolencia sin colocarse, mejor elegir variedades con alto contenido en cbd, y si se desea socializarse o pasar un rato agradable entre amigos mejor elegir plantas con alto contenido en THC, pero ten encuenta que lo realmente eficaz es la interacción entre los distintos cannabinoides, terpenos, encimas, proteínas, aminoácidos, azúcares, entre otros componentes, consiguiendo mejores resultados para el organismo que si estuvieran aislados, esta unión e interacción entre cannabinoides, terpenoides y demás elementos del cannabis se conoce como efecto séquito o euntorage.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia. Si sigues navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies.

Aceptar