Core Seeds

Trasplantar las plantas de marihuana. Porque, cuando y como se hace.

Publicado el 08 de Febrero del 2021

0

Trasplantar las plantas de marihuana, porque, cuando y como se hace.

Como en otros aspectos cuando cultivamos marihuana, los trasplantes, no tienen unas normas fijas. Se pueden hacer de distintas maneras y a unos cultivadores les irá mejor con una técnica y a otros con otra distinta.

¿Que es trasplantar?

 
Cuando trasplantamos lo que hacemos es mover nuestras plantas de marihuana de la maceta donde se encuentran a otra maceta por lo general de mayor tamaño. El desarrollo del sistema radicular influye de manera directa en el desarrollo de la planta, además de que la forma que pueden adoptar sus raíces también influye en la forma de crecer de las plantas. Si las raíces se encuentran en un recipiente amplio pero poco profundo, la tendencia de crecimiento de la planta será a crecer a lo ancho, ramificando más lateralmente, en cambio, si su sistema radicular es hondo y estrecho, la planta tenderá a crecer más estirada y con menos ramas laterales.

Son motivos más que suficientes para seleccionar la maceta adecuada para cada fase de cultivo.

 
¿Por qué se recomienda realizar trasplantes en plantas de marihuana?

Las raíces de las plantas necesitan oscuridad, humedad, oxígeno y espacio para poder desarrollarse de forma óptima. las raíces de la marihuana tienden a extenderse hacia los lados y el fondo de la maceta. si utilizamos desde el principio una maceta grande, las raíces no se distribuirán de forma óptima, extendiéndose hacia los lados y fondo, dejando el espacio central sin colonizar. El trasplante nos ayudará que se desarrollen las raíces a lo largo del sustrato de una forma más uniforme y óptima, mejorando la capacidad de obtención de nutrientes.

También si plantamos desde el principio en macetas de grandes el sustrato retendrá mayor cantidad de agua durante un mayor periodo de tiempo, pudiendo generar un exceso de humedad perjudicial para las raíces.

El tamaño de la maceta influye en el crecimiento de la marihuana y optar por los trasplantes ayudará a que las plantas tengan un desarrollo óptimo y uniforme de las raíces.

 
Cuando trasplantar las plantas de marihuana


La marihuana necesita ciclos pequeños de humedad para crecer de forma rápida y proporcionada, algo que no conseguiremos con una maceta grande al disponer de pocas raíces para absorber el agua de todo el sustrato por lo que es recomendable ir aumentando el tamaño de la maceta mientras crece la planta.

Debemos trasplantar cuando las raíces hayan colonizado todo el sustrato en el que se encuentran, podemos observar este fenómeno si sacamos la maceta y vemos todo el sustrato rodeado de raíces.

 
El trasplante de plantas de marihuana autoflorecientes

Dado que las plantas autoflorecientes, también conocidas como automáticas, tienen un ciclo tan corto de vida.

Desde Coreseeds no recomendamos trasplantar variedades autoflorecientes. Recomendamos plantarlas directamente en su maceta final o trasplantarla al lugar final antes de las dos semanas después de la germinación, y así, evitaremos cualquier estrés que pueda afectar al crecimiento y desarrollo de la planta.


Como trasplantar


Cambiar de macetas requiere un poco de delicadeza. Para empezar, no hay que llenar la maceta grande del todo. Dejar un poco de espacio para despues poder regar adecuadamente es buena idea. Si llenamos la maceta con sustrato hasta arriba del todo, el agua de riego se saldría casi toda y no llegaría a las raíces.

A la hora de trasplantar, es mejor que el sustrato de la plántula esté seco. Si la tierra está húmeda el proceso es más incomodo. Cogemos la maceta pequeña con la plántula y la ponemos boca abajo mientras con una mano sujetamos el tallo de la planta por la base, con la otra mano presionamos con delicadeza la maceta, y si hace falta damos unos golpecitos en la parte inferior. Tiene que salir el sustrato lleno de raices compactado y de una sola pieza. Se caerá un poco de tierra, pero no hay que preocuparse.

Finalmente, introducimos la plántula en la maceta grande, con las raíces primero y rellenamos la maceta con sustrato. Presiomanos un poco el sustrato y regamos. Ese es el secreto de un trasplante sin estrés.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia. Si sigues navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies.

Aceptar