Core Seeds

Un "alcoholímetro" acondicionado para la marihuana elaborado en California, posible solución a la injusticia de los detectores de saliva.

Publicado el 22 de Agosto del 2018

0

Una empresa de California ha concebido un "alcoholímetro" para la marihuana que, si los ensayos previos dan resultados favorables, sera empleado por la policia en los controles de drogas para la detención de conductores en riesgo. El aparato en cuestión tiene como propósito, según informó el director general de PGD de Hound Labs,"Hacen que la detección racional del efecto incapacitante de cannabis en la conducción y encontrando un equilibrio entre la justicia y la seguridad".

El aparato sería para utilizar haciendo la medición por aire espirado, similar al funcionamiento de los alcoholímetros, y no por prueba de saliva.

A día de hoy, el metodo utilizado por los agentes de la autoridad para determinar si un conductor lo hacía bajo los efectos de la marihuana es con la prueba de saliva, que ha sido duramente criticada por su poca fiabilidad para demostrar que se conduce bajo los efectos de la sustancia y su injusticia, por detectar únicamente la presencia de THC en el organismo y no si se efectuaba la conducción bajo los efectos de la sustancia, en la prueba de saliva la presencia puede durar varios días y en el aliento solo dura pocas horas.

Mike Lynn aclara que cuando se detecta THC en la respiración de alguna persona, se puede estar totalmente seguro de que este individuo a fumado cannabis en las dos últimas horas, siendo estas dos horas las consideradas como el efecto máximo del THC y en consecuencia situación más temeraria para la conducción de vehículos y  este nuevo dispositivo tiene la virtud de actuar en un lapso de tiempo limitado porque el THC no se mantiene mucho tiempo en el aliento y está orientado a los efectos y no a si simplemente se ha consumido por lo que hace del dispositivo ser más confiable y más justo para el conductor.

En la actualidad el dispositivo más utilizado por los cuerpos de policía de diferentes países es el Draeger Drugtest 5000.

 Lo que detecta este aparato es la presencia de THC en la saliva en un plazo de seis horas, segun la empresa, pero que en muchos casos supera las 24 horas desde el último consumo, un tiempo que Mike Lynn estima muy elevado, según Mike aunque los efectos residuales puedan permanecer el conductor ya no está bajo los efectos del cannabis y hace a la prueba muy injusta.

Taylor West, exsubdirector de la asociación nacional de la industria del cannabis, esta deacuerdo con este criterio, que ha declarado: " a diferencia del alcohol, el THC puede permanecer detectable en la sangre durante días o incluso semanas, mientras que el efecto incapacitante desaparece en unas pocas horas".

 Este desajuste entre el test, su objetividad y la realidad ha hecho que se cuestionen las conclusiones de los estudios y los datos en accidentes de tráfico.

Como en Colorado por ejemplo, donde un análisis elaborado en agosto de 2017 por el rotativo Denver Post, donde se cosidera que la cantidad de percances fatídicos en los que se implican a conductores bajo los efectos de la marihuana se incrementaron importantemente desde que fuera legalizado el cannabis para usos recreativos, pero los expertos pusieron en duda estas conclusiones, argumentando que la presencia de THC en la sangre no es un indicativo apto para cosiderar que se efectua la conducción bajo sus efectos y que los resultados del estudio únicamente señalan un crecimiento del consumo.

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia. Si sigues navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies.

Aceptar