Core Seeds

Semillas de marihuana

Descubre nuestros distintos tipos de semillas de marihuana

— • —

El éxito de nuestra cosecha estará determinado por unas buenas condiciones de cultivo, pero sobre todo por la elección de una buena genética que nos de lo que esperamos de ella.

Si disponemos de unas buenas condiciones en nuestro cultivo controlando parámetros como humedad, temperatura, nutrientes, renovación de aire etc... y no disponemos de una buena genética, obtendremos una cosecha de baja calidad, igual a la genética que hayamos plantado. En cambio, si ha esas buenas condiciones le sumamos una buena genética obtendremos una cosecha de altísima calidad, viendo recompensado nuestro esfuerzo en el cultivo.

En Core Seeds te ofrecemos una colección de semillas de marihuana que garantizará el éxito de tu cosecha.

El cannabis, o cannabis sativa L, es una súper planta que ha sabido adaptarse a todas las condiciones climáticas del mundo conquistándolo como pocas especies han conseguido hacer, dando lugar a 3 subespecies muy reconocibles y diferenciándose entre si según las condiciones climáticas en las que habitan, Índica, Sativa y Rudelaris.

Con la intervención del ser humano, transportando por el mundo las distintas especies, adaptandolas a los diferentes climas, cruzandolas entre sí y seleccionando los mejores ejemplares se ha conseguido mejorar el cánnabis aprovechando las cualidades que mas benefician al hombre dando lugar a las modernas técnicas de reproducción. Como resultado tenemos los formatos regulares, feminizadas y autoflorecientes. 

Las variedades psicoactivas, con concentraciones altas de THC, se denominan marihuana y las no psicoactivas, con bajas concentraciones de THC cáñamo, con muchas aplicaciones industriales y terapéuticas.

Información general sobre las semillas de marihuana

Estos son los tres tipos de semillas de marihuana que crecen por el mundo de forma natural:

Índica, plantas de cannabis provenientes de zonas de montaña o latitudes donde el invierno llega pronto y hace que deban acabar su ciclo vital antes de que el frío les impida hacerlo.

Suelen ser de tamaño más pequeño, compactas, con hojas anchas, de un tiempo de floración más corto y un efecto más narcótico, físico y relajante.

Sativa, plantas de cannabis provenientes de zonas ecuatoriales o cercanas al ecuador terrestre donde el clíma es más cálido durante todo el año y permite tiempos de floración más largos, sin riesgo de heladas que puedan dañarlas y dando lugar a plantas más altas con hojas más estrechas, aserradas y flores más espigadas y alargadas, consiguiendo producir algun canabinoide más como el THCV aprovechando la luz ultravioleta de estas zonas, también son fotodependientes, siendo muy apreciadas como plantas de marihuana con un efecto más cerebral, activo y creativo.

Rudelaris, plantas de cannabis provenientes de zonas muy al norte donde el verano dura muy poco, no hay noche y el frío llega muy rápida e intensamente haciendo muy dificil la supervivencia de cualquier especie, teniendo una cualidad que el resto no tienen, no es fotodependiente, no depende del ciclo solar de cada estación para completar su ciclo vital y florecer, lo hace por altura, alcanzando su madurez sexual con cierta altura, haciéndole posible florecer incluso con 24 horas de luz, es su gran cualidad pues las plantas suelen ser pequeñas, poco productoras, con poco porcentaje de THC y teniendo poco efecto psicoactivo.

Genotipo: el conjunto de genes de una variedad.

Fenotipo: los genes expresados o las características y rasgos de un individuo.

Cuando cruzamos una índica con una sativa por ejemplo, la descendencia sera lo que se denomina un híbrido, híbrido de índica y sativa con un genotipo, que es el conjunto de todos los genes, de índica y sativa.

De esta descendencia, saldran varios fenotipos, que son los genes o características que expresa cada individuo o ejemplar, unos iguales al parental índica, otros al parental sativa y otros con características combinadas de los dos parentales. Seleccionando los fenotipos o las plantas con las características que más se desea, o las que más llaman la atención, desechando el resto y repitiendo el proceso en varias generaciones tendremos un híbrido estable, en el que la mayoría de ejemplares saldrán muy parecidos y homogéneos en las características que hemos ido seleccionando.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia. Si sigues navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies.

Aceptar